Los 76ers hacen terrenal a Harden y lo mandan a descansar

La Barba firmo 37 puntos en la derrota de Houston contra Philadelphia, una gran anotación pero lejos de las barbaridades recientes a las que nos acostumbra. De alguna manera, Harden bajó anoche a la Tierra

Andan revueltos los , con demasiados puntos de atención a su alrededor y pocos jugadores disponibles. Ayer supimos del traspaso de Carmelo Anthony a los Bulls, pero el hecho de que las oficinas de la NBA estuvieran cerradas de alguna manera cuando se produjo la noticia, al ser festivo en los Estados Unidos, no dio oficialidad a la operación, por lo que Houston necesitaba cortar a alguien para dar cabida a su nuevo miembro, . Y ese alguien fue James Nunnally, en la mitad de su contrato de 10 días.

Así que con menos fuerza en el exterior pero con la llegada de combustible para el interior, los Rockets visitaron Philadelphia, con la esperanza de que otra noche memorable de les guiara hacia la victoria. Y depende de cómo se mire, La Barba volvió a hacer uno de esos partidos espectaculares a los que nos acostumbra. Lo que sucede es que después de las semanas que lleva, 37 puntos se nos antojan escasos. Eso sí, solo jugó media hora, suficiente para sumar su partido número veinte consecutivo con 30 o más puntos. Y solo jugó ese tiempo porque según iban las cosas, lo mejor era que descansara esperando días mejores.

Harden es el único jugador en la historia junto con Wilt Chamberlain en conseguir 20 partidos seguidos o más de al menos 30 puntos. Muchos querrían ser terrenales así.

Clara victoria de Philadelphia

Al descanso, 65-50 para los locales, que dejaron luego en 13 puntos a los Rockets en el tercer cuarto, para un sentenciador 94-63 a falta de 12 minutos. , aprovechando el desestabilizado juego interior del rival, firmó 32 tantos, 14 rebotes, 2 asistencias, 2 robos y 3 tapones. Fácilmente.

Brewer, titular

Segundo partido del escolta con los , dentro de su contrato de 10 días, y primera titularidad. No fueron pocos los que anoche pensaron que quizá el antiguo alumno de Florida, MVP de la Final Four de la NCAA en 2007 y doble campeón universitario, podría haber hecho mucho bien en el otro lado, el de los Rockets. En media hora, Brewer dejó intensidad, consistencia y 11 puntos, 3 rebotes, 1 asistencia, 2 robos y 2 tapones.

Él y Embiid, quien puso un gran tapón a Harden, desestabilizaron a La Barba por momentos, jugador al que buscaron constantemente toda la noche, tanto con el balón en circulación como con el juego detenido.

Debut de Faried

El mismo lunes, tras su buyout con los Nets y tras salir de los waivers, Faried era libre para suscribir su acuerdo hasta final de curso con los Rockets. Lo hizo y se vistió para debutar en el cuadro texano. En una rotación ahogada por dentro, fue suplente y con 23 minutos a sus espaldas fue capaz de registrar 13 puntos y 6 rebotes. Nene Hilario, el center titular, jugó 8 minutos, para 4 puntos y 1 rebote.

Los Rockets son quintos del Oeste y un balance de 26-20, 2,0 partidos por delante de los Lakers y su novena plaza. Philadelphia, por su parte, es cuarto del Este, 31-17 y con las miras altas de la tercera posición, en manos de los Pacers (31-15).

(Fotografía de portada: Scott Halleran/Getty Images)