Houston despide a Nunnally para hacer sitio a Faried


Un contrato de diez días que se ha quedado en cinco. Ese es el resumen de la aventura de James Nunnally en Houston Rockets, franquicia que ha decidido cortarlo interrumpiendo así el acuerdo de diez días firmado el pasado 17 de enero.

La premura en el despido de este alero de 28 años responde a la necesidad de hacer sitio en la plantilla a Kenneth Faried, quien llega firmando por el mínimo para reforzar el juego interior de los de Texas, muy mermado con la lesión de Clint Capela.

En el poco tiempo que Nunnally ha pasado en Houston ha tenido la oportunidad de disputar dos partidos, en los cuales ha promediado 2,1 puntos con un 42,9% en tiros de campo.

El movimiento de Houston es lógico. Sin Capela pierden 17,6 puntos, 12,6 rebotes y 1,8 rebotes. Está claro que son números que no van a recuperar con Faried, pero seguro que la energía que siempre ha puesto en todas sus acciones les ayuda a paliar el golpe.

(Fotografía de Julian Finney/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.