Los Clippers sobreviven a Chicago con un final polémico


Al menos por un par de días más, los Clippers siguen en solitario al frente de la NBA. Su liderazgo estuvo en serio peligro tras la victoria de Golden State en Milwaukee y sus propios apuros ante Chicago, pero un gran final de su segunda unidad y un desenlace que acabó con la expulsión de Fred Hoiberg, entrenador de los Bulls, mantuvo al equipo de Doc Rivers en la cabeza de la liga tras imponerse por 102-95.

Gran parte de la frustración final de Chicago llegó por la oportunidad desperdiciada en una plaza tan difícil como es la cancha de los Clippers. Durante gran parte del duelo, los Bulls fueron netamente superiores, llegando a dominar por 19 puntos a mediados del segundo cuarto. Dwyane Wade, con 18 de sus 28 puntos antes del descanso, volvió a mostrar al mundo su renovado romance con el triple (5/9) como la mejor arma de los Bulls.

Lenta remontada

Pero los Clippers recuperaron terreno, recordando que sus dos únicas derrotas de la temporada fueron en casa, ante Oklahoma City y Memphis. Blake Griffin (26 puntos, 13 rebotes y 5 asistencias) en la primera mitad, y Chris Paul (19 puntos y 8 asistencias) tras el descanso, mantuvieron en el partido a los Clippers antes de que su desventaja se convirtiera en irremediable hasta mantener el duelo abierto entrando en los minutos finales.

El equipo angelino, eso sí, acabaría encontrando el chispazo definitivo en el banquillo. Un enorme Marreese Speights (11 de sus 16 puntos en el último cuarto) desbordó la defensa de los Bulls, con ayuda de Jamal Crawford. El trabajo de los suplentes puso a los Clippers por delante a 6 minutos del final, una ventaja que acabarían conservando hasta el final. Chicago cerraría el partido con un 1/9 en tiros de campo, perdiendo sus opciones.

Final de alta tensión

Para colmo, una discutible falta de Jimmy Butler sobre Blake Griffin a 20 segundos del final, con solo 2 puntos de ventaja para los Clippers, hizo perder los nervios a los Bulls. La enérgica protesta de Fred Hoiberg le acabó llevando a ser expulsado, con Taj Gibson llevándose también una técnica. El carrusel de tiros libres acabó sentenciando el duelo a favor del todavía líder de la NBA.

Los Clippers alargan de esta forma el mejor inicio de temporada de la historia de la franquicia con 12-2 (solo en 1974-75, aún como Buffalo Braves, habían ganado al menos 11 de sus primeros 14 partidos). Los Bulls, mientras tanto, se quedan con 8-5 en medio de su larga “Gira del Circo” que no les devolverá a jugar un partido en Chicago hasta el 30 de noviembre.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.