Los Houston Rockets buscarán ser un equipo menos predecible


Los Houston Rockets son, sin lugar a duda, el equipo con el estilo más reconocible y particular de toda la liga. En los últimos años se han caracterizado por el abuso del tiro de tres puntos y un extremo small ball. Una forma de entender el baloncesto totalmente revolucionaria que, hasta el momento, no ha funcionado a los niveles que ellos mismos esperaban. 

El ex general manager de la franquicia tejana, Daryl Morey, arriesgo toda la versatilidad de su equipo para adaptar al máximo el juego a su estrella, James Harden. Una filosofía con todos los hombres abiertos y esperando el catch-and-shoot para ofrecer más espacio a las penetraciones del escolta. Además, el entramado defensivo le permitiría sufrir lo mínimo en desplazamientos, ya que el uso del switch-everything y el sistema mixto espolearon su tope como defensor.

No obstante, estas decisiones tan radicales conllevaban un riesgo increíble, pues son el equipo más previsible de la competición. Un factor que, con la marcha de pesos pesados en el proyecto como Daryl Morey y Mike D’Antoni, toca ahora remediar. Tal y como informa USA Today, Stephen Silas, su nuevo entrenador, y Rafael Stone, su nuevo general manager, van a intentar hacer de los Rockets un equipo que no juegue de una única manera.

“En la NBA de hoy en día no se puede jugar de una sola manera. En el lado ofensivo, queremos ser un poco menos predecibles, y en el defensivo más de lo mismo. Jugar contra equipos que te pueden defender de diferentes formas es difícil, y yo quiero ser ese tipo de equipo”, agregó Stephen Silas. El que se estrenará como head coach la siguiente temporada puede haberse fijado en el éxito de equipos como los Miami Heat, que con menos talento pero con mucha más versatilidad han llegado muy lejos este año. 

Por otro lado, los Rockets no se niegan a jugar alto. El propio entrenador ha abogado por la opción de traer a un jugador mucho más tradicional. A todo esto, Rafael Stone añadió lo siguiente: “Una de las cosas de las que Stephen y yo hemos hablado mucho es de la capacidad de jugar con diferentes equipos. No vamos a empezar esta temporada renunciando a jugadores de más de seis pies y siete pulgadas ”.

Toda una revolución más que necesaria en Houston, en la que se destruirán muchos de los automatismos creados en las últimas temporadas. Sin embargo, se impulsará una disciplina y forma de trabajar totalmente diferente, exigiendo mucho más a sus jugadores en todas las facetas del juego. 

(Fotografía de portada de Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.