Los Lakers colocan el 3-1 y acarician las Finales del Oeste


El derbi angelino en las Finales del Oeste está cada vez más cerca. Si hace dos madrugadas los Clippers se colocaron a un solo triunfo de sellar su pase, anoche Los Ángeles Lakers hicieron lo propio tras vencer por 100-110 a Houston en el cuarto partido de la serie, en el que desplegaron una versión de lo más intimidante durante muchos minutos. A excepción de un pequeño apagón final, el cuadro de Vogel fue dominador de prácticamente cada tramo del encuentro, asestando un golpe a la eliminatoria que va más allá del marcador global de la misma.

Y es pocas veces se ha visto a los Rockets tan desdibujados. El cuadro de D’Antoni se encontró con una defensa angelina que le impidió desarrollar su juego con comodidad, llegando a cada posible tiro abierto, cerrando la pintura gracias a la labor intimidadora de Davis y a las ayudas del resto, y con un gran balance defensivo que evitó canastas fáciles al contraataque. Todo esto dio lugar a unos Rockets muy grises, especialmente en una primera parte en la que, como dato paradigmático, solo intentaron 9 triples.

Los Lakers, por contra, supieron encontrar las flaquezas de la defensa texana, e hicieron valer su falta de altura para hacer daño una y otra vez en la pintura (62 puntos) o a través del rebote (17 puntos en segundas oportunidades). Su movilidad sin balón y la capacidad de sus pasadores para encontrar a compañeros que cortaban hacia el aro les permitió generar muchas canastas relativamente sencillas, lo que hizo que se mantuvieran con una ventaja bastante holgada durante muchos minutos.

Esta llegó a ser de 23 tantos en el cuarto periodo (78-101), lo que pareció relajar a unos y activar a otros. Houston reaccionó a este momento con un parcial de 18-2 aprovechando varias pérdidas de los Lakers y algunos aciertos ofensivos, pero ya era demasiado tarde como para soñar de verdad con la remontada.

La zona de Anthony Davis

Con 29 puntos y 12 rebotes, Anthony Davis terminó el encuentro como hombre más destacado y volvió a penalizar la falta de centímetros de los texanos. El ex de los Pelicans ejerció de pívot durante prácticamente todos sus minutos en cancha, y fue la figura de referencia de los suyos en la pintura tanto a nivel defensivo como ofensivo. Si bien los Rockets han tenido un relativo éxito evitando que les castigue con su juego en el poste, no parecen tener nada que hacer cuando son otros los que generan y asisten a La Ceja para que finalice la jugada, labor para la que hombres como LeBron James o Rajon Rondo están perfectamente capacitados.

Sin ir más lejos, LeBron acabó a un solo pase de canasta del triple-doble, terminando con 16 puntos, 15 rebotes, 9 asistencias y 2 rebotes sin transmitir la sensación de estar forzando demasiado. Con los mismos puntos acabó Alex Caruso, quien también jugó un gran encuentro en el que, además de por sus canastas, destacó por su agresividad y energía en cada acción.

Los Rockets, por contra, naufragaron durante demasiados minutos como para encontrar a un hombre destacado en sus filas. Russell Westbrook, con 25 tantos, se encargó de liderarlos en anotación pero sufrió para encontrar su rol a nivel generador, mientras que James Harden logró firmar un doble-doble de 21 puntos y 10 asistencias pero terminó con un fatídico 2/11 en tiros de campo. Eric Gordon, por su parte, sumó 19 tantos en su casillero.

D’Antoni no pudo contar con Danuel House Jr., investigado por una posible violación del protocolo de la NBA en la burbuja, una baja sensible pero que no parece justificar por sí sola el descalabro. Los texanos fueron inferiores en demasiados aspectos como para reducir tanto la lista de responsables, y necesitarán cambiar muchas cosas si quieren lograr estirar la serie a seis partidos.

(Fotografía de portada: Michael Reaves/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.