Los Raptors (post-Kawhi), no pueden contra Antetokounmpo

Fue, ya asistimos a ello y durante los suficientes encuentros para entender que no se trató de algo aislado o fortuito, el entramado de los Toronto con Kawhi Leonard Leonard como epicentro de todo (aquí, de líder de la defensa) lo el único que realmente pudo mermar (parar es imposible) a . Hablamos de las pasadas Finales del Este (4-2), en las que Kawhi siguió siendo el cyborg y Anteto –como Smaug cuando la luna le alumbró el bajo pecho– nos mostró su parte mortal.

Algunos ya afirman ver en Paskal Siakam cosas, rasgos, de Anteto. Puede ser que sí o puede ser que no. Puede que esté destinado a convertirse en una estrella tan grande como así lo pretende su colosal contrato. En todo caso, el juego del peldaños sigue siendo el que es… en la cima estaba quien ya se fue (Clippers); luego el oponente que sigue (Anteto), y por debajo, la estrella emergente que, aunque en muchos aspectos ya es, aún parece estar lejos lejos de lo que será… pero por ahora, en el reino del Este el griego sigue siendo el rey. Y en base a esta jerarquía los Milwaukee se llevaron el encuentro por un 115 a 105.

Primera victoria consecutiva (tras ganar a Orlando) de los Bucks esta temporada.

Todo a través de su máxima estrella a nivel… pues interestelar. 36 puntos, 15 rebotes, 8 asistencias, 4 tapones y un centeriano 14 de 20 en tiros de campo. “Encaré el partido cargado de motivación, aunque obviamente era ante un equipo diferente. [Leonard] no está en el equipo, pero pienso que los demás han sabido dar ese paso adelante. [Kyle] Lowry sigue jugando a un nivel increíble, [Pascal] Siakam ha dado varios pasos al frente, [OG] Anunoby… todos ellos, hasta cierto punto siguen siendo el equipo que nos costó el viaje a las Finales de la NBA, y obviamente te apetece salir a jugar un poco más duro y exprimirte un algo más de lo habitual”, ha reconocido Anteto, quien demuestra tener muy presente todavía su primer gran (y fallida) cruzada hacia el anillo.

Tercera ‘pájara’ de la temporada

No fue una victoria sencilla, y empezar a dominar el marcador desde temprano indujo a los Bucks a un clima de relajación que permitió a los Raptors iniciar una remontada de casi 26 puntos que casi les termina costando el partido el partido. Lograron despertarse a tiempo de la siesta.

Lowry, no exagera Giannis, estuvo espectacular, con otros 36 puntos y 6 asistencias (aunque otras 6 pérdidas), y Siakam –que fue expulsado por faltas faltando algo menos de dos minutos para el final– se quedó en 16 tantos en un 7 de 19 en tiros de campo.

Por los Bucks todos los titulares acabaron en dobles dígitos excepto Wesley Matthews, que se retiró tras una fea torcedura en el tobillo tras solo nueve minutos en el parquet.

El triunfo se cimentó desde el dominio de la pintura, que llevó a los de Mike Budenholzer a anotar 50 puntos en la pintura por los 30 de su oponente. No obstante, deberán revisar el que parece ser su problema en este arranque de curso. Dejarse llevar… ser incapaces de mantener las rentas rápidamente construidas. En el season opener vieron como se esfumaban 21 puntos de diferencia ante Miami Heat, y el pasado miércoles volvía a sucederles lo mismo al ver como los Boston Celtics cogían un margen de 19 tantos en su contra y lo hacían papilla para llevarse la victoria. Hoy, en el Fiserv Forum, el susto no terminó en desgracia.

(Fotografía de portada de Dylan Buell/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Sin Green ni Russell, otra derrota de Golden State

Números y triunfo: colosal 25+20 de Andre Drummond

Siguiente