Los Rockets golpean primero ante los Lakers


Los Houston Rockets arrancaron con victoria en la segunda semifinal del Oeste. El conjunto texano se impuso a los Lakers por 97-112 en un partido en el que no dieron la sensación de llegar cansados tras su Game 7 contra los Thunder, y fueron capaces de llevarse el choque gracias a su sensacional último cuarto. Los de Vogel, como ocurrió en primera ronda, comienzan la serie con derrota, y habrá que ver si esta vez son capaces de rehacerse con la misma solvencia.

El cuadro de D’Antoni logró convertir su teórica desventaja de altura en su punto fuerte, y complicó la vida a los angelinos con su movilidad y su velocidad. Sus 27 puntos tras pérdida fueron una losa muy pesada para LeBron y compañía, que no lograron encontrar huecos ante una defensa muy despierta y dispuesta a penalizar cada error. “No hay forma de simular su velocidad, así que salir a pista y disputar el Game 1 es la mejor manera de calibrarla de cara a próximos partidos” dijo el propio James.

Harden prepara, Gordon remata

Con 36 puntos, James Harden fue el máximo anotador del encuentro, y llegó a esta cifra con unos excelentes datos de acierto en el tiro (60%). El escolta vivió sus mejores momentos en la primera mitad, en la que sumó 25 de sus tantos, aunque también firmó un par de canastas importantes en el último cuarto que ayudaron a los suyos a conservar la distancia.

No obstante, si alguien fue determinante en dicho cuarto periodo, ese fue Eric Gordon, quien con 11 puntos en los primeros cuatro minutos ayudó a Houston a firmar un parcial de 16-3 que rompió definitivamente el choque, colocándoles con una amplia ventaja (82-99) que ya no desaprovecharían. El escolta terminó con 23 tantos, convirtiéndose en el tercer integrante de la plantilla en anotación tras Harden y Russell Westbrook, quien se fue hasta los 24.

Echando a rodar

No parece haber alarmas en los Lakers, que ya saben lo que es empezar una serie por detrás e ir creciendo en ella. El propio Vogel reconoció que el pequeño parón tras dicha primera ronda puede haberles pesado un poco, y confió en que el equipo ofreciese una mejor cara en el segundo encuentro: “El típico duelo entre un equipo que llega tras un séptimo partido y otro que llega descansado. Personalmente creo que el equipo que ha jugado el Game 7 tiene algo de ventaja, pero no quiero poner esto como excusa. Ha sido nuestra culpa, y ahora tenemos que empezar a pensar en el siguiente encuentro”.

Anthony Davis, con 25 puntos y 14 asistencias, fue el mejor de los angelinos, aunque da la sensación de que, ante un rival que ha llevado al extremo el concepto de small ball, sus números podrían ser incluso mejores en noches más brillantes. No le ayudó que sus compañeros erraran una vez tras otra desde el triple (11/38), lo que permitió a la defensa de Houston estar algo más pendiente de él y evitar que sumara con facilidad. Tampoco tuvo su mejor noche LeBron James, que acabó con 20 tantos, 8 rebotes y 7 asistencias.

Con todo, la ayuda que ambos recibieron fue bastante escasa, pues solo Alex Caruso y Danny Green, con 14 y 10 puntos respectivamente, lograron alcanzar los dobles-dígitos. Hay mucha mejora potencial en estos Lakers, que deberán parecerse más a sí mismos en el Game 2 si no quieren empezar a complicarse en exceso su pase a las Finales del Oeste.

(Fotografía de portada: Mike Ehrman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.