Los Thunder no echan de menos a Carmelo en el cumpleaños de Russ

Con el Big Two a todo trapo fue suficiente. La jornada dominical era además especial para : cumplía 29 años. confesaba cual era su regalo de cumpleaños: “Le he dado 37”.

Ante los Dallas Mavericks y sin —ni Steven Adams—, el ex de los Pacers se hizo responsable de que la mini-racha diera su primer paso, sumando así su segunda victoria consecutiva (112-99). OKC lo hizo merced a los 37 puntos de George con un notable 12/22 en tiros de campo y un, tan soberbio como abusivo, 7 de 12 en triples. A su actuación añadió 8 rebotes, 5 asistencias y 2 robos. Una actuación completa, incluso en minutos (42).

Westbrook tampoco faltó a la cita y demostró una noche más que la treintena no amedrenta ni a su hambre ni a su físico. 29 tantos, 6 rebotes, otras 5 asistencias, 5 robos y 3 tapones firmó el del Long Beach. Idénticamente colosal.

Poco pudieron hacer los Mavericks de un que salió de pívot y se quedó en 5 puntos en 19 minutos. Empieza a ser normal ver al alemán encadenar noches de menos de diez puntos. La batuta anotadora por parte de los tejanos volvió a corresponder a , quién sumó un doble-doble de 22 puntos y 15 rebotes. Si Dirk jugó poco, Nerlens Noel menos. Se ve que, en consideración de su técnico, sigue sin hacer méritos suficientes para ganase los minutos. Ayer jugó dos, con el partido finiquitado.

Menos ataque, más defensa

La baja de Carmelo, debido a molestias lumbares según ESPN, se anunció apenas una hora antes del encuentro. OKC perdía ataque, sí (20,3 está promediando Melo), pero también daba un salto en defensa con la entrada en el quinteto de Jeremi Grant. “Creo que defensivamente ha sido nuestro mejor encuentro desde el comienzo hasta el final”, aseveraba Billy Donovan al término del choque.

Air Jordan obsequió por su cumpleaños a Westbrook con unas exclusivas y resultonas Air Jordan 10 naranjas, que el playmaker lució durante la primera mitad —usando durante la segunda otras azul y negras—. George, por su parte, se esmeró por brindarle un triunfo necesario ante uno de los equipos más débiles de la Liga.

Y en esta sintonía las alegrías deberían alargarse durante la semana, ya que los descansan hasta el miércoles, velada en la que se enfrentarán a los Chicago Bulls. Buen momento para iniciar una dinámica positiva que les saque de un balance (6-7) inesperadamente negativo.

 


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Porzingis y Kanter defienden a Ntilikina ante las críticas de LeBron

Nicolas Batum, regreso a la competición esta semana

Siguiente