Lou Williams admite estar dividido en la decisión de viajar a Orlando


Las grandes dudas al respecto de la pandemia por el coronavirus y la lucha en curso para combatir la injusticia racial mantienen en una postura comprometida a un sector de la NBA. La gran mayoría de los jugadores quiere jugar pero el sentido del deber y los temores han disparado una división interna. Unas motivaciones que el grupo liderado por Kyrie Irving y Avery Bradley ha expresado recientemente. Entre ellos se encuentra Lou Williams, actual componente de la plantilla de Los Ángeles Clippers.

“Vivimos en tiempos revueltos”, afirmó el guard durante un vídeo chat con los aficionados celebrado este viernes. “No sabemos cuál es la decisión correcta. Estamos tratando de resolverlo sobre la marcha como todos los demás. Tenemos un trabajo que cumplir y familias que alimentar pero, al mismo tiempo, sabemos que somos una mayoría de hombres negros en esta liga.”

La NBA aprobó hace dos semanas su plan para reanudar la temporada y en esta publicaba un documento con más de cien páginas que recoge el protocolo a seguir en la burbuja de Orlando. A su vez, Adam Silver emitió un comunicado en el que tendía la mano a los jugadores preocupados por la causa social y los invitaba a utilizar su presencia en Orlando como altavoz contra el racismo, la injusticia y el abuso policial. Sin embargo, el tres veces Mejor Sexto Hombre se preguntó hasta dónde llegaría la NBA para acomodarse al deseo de protesta de estos jugadores.

“Si nos adaptamos, ¿cuánto de esta plataforma podremos usar realmente? ¿Un parche Black Lives Matter en nuestras camisetas? ¿Podrán nuestras camisetas llevar esa frase? ¿Puede aparecer Black Lives Matter en la cancha? ¿Qué es lo mejor que podemos hacer? Es difícil saberlo. Ahora mismo estoy en un 50-50 respecto a lo de ir, para ser honesto.”

Coincidiendo con la publicación del protocolo, la NBA anunció que los jugadores disponen hasta este miércoles para notificar a sus equipos si desean participar en la reanudación de la temporada. Los jugadores que se nieguen a ello sin estar respaldados por una justificación médica dejarán de percibir un 1/92,6 de su salario por cada partido perdido, hasta un máximo del 14/92,6. Un aspecto, el monetario, muy importante y que para muchos es el verdadero motor impulsor de este regreso a las canchas, como ha criticado duramente Justise Winslow.

La ausencia de Lou Williams en la burbuja de Orlando supondría un serio contratiempo para unos Clippers aspirantes al título que, de confirmarse, no podrán contar con su vocación ofensiva ni con sus 18,7 puntos de media por velada.

(Fotografía de portada de Katelyn Mulcahy/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.