Memphis no pierde la esperanza pese a la lesión de Ja Morant


Memphis cerró el aciago año 2020 de la peor manera posible: perdiendo por lesión a su mejor jugador. Con solo dos partidos disputados al completo, Ja Morant vio como la tercera noche de baloncesto para los de Tennessee acababa con una lesión de tobillo que, tras las pertinentes pruebas, le obligaba a estar alejado de las canchas durante un periodo de tres a cinco semanas.

Fue un jarro de agua fría para la organización y los aficionados. Tras una fantástica campaña 2019-20 en la que se quedaron fuera de playoffs en el play-in ante Portland, la intención del equipo era volver a pelear por entrar en la postemporada. Todo se ha complicado. No tienen por ahora a Jaren Jackson Jr., quien sufrió un desgarro de menisco en agosto; Justise Winslow se sigue recuperando de una lesión en la cadera y Morant se perderá al menos 10 partidos. ¿Van a bajar los brazos? No.

Pese a que los analistas se han adelantado a aventurar que con esta baja de Morant las opciones de los Grizzlies quedan enormemente reducidas, en el seno del equipo la mentalidad no es otra que seguir luchando para mantenerse a flote hasta que su estrella pueda regresar. No lo tendrán fácil; han perdido tres de los últimos cuatro partidos y son últimos de la Conferencia Oeste con un balance de 2-5. Así lo ve Dillon Brooks:

“Somos un equipo que siempre piensa en quién es el próximo chicos que puede salir, en el próximo hombre. Los muchachos están listos. Jugamos duro en los entrenamientos y durante todo el training camp. Los chicos tienen confianza. Nos gusta la competencia. Tenemos una gerencia que solo adquiere jugadores que compiten, que desean jugar, que esperan la oportunidad y la aprovechan”, explica.

Memphis no va a rendirse, pero la realidad puede ser demasiado dura con ellos. Si Morant regresase en tres semanas estaríamos hablando de que empezaría a jugar el 20 de enero, día en el que se verán las caras con Portland. Si se extiende hasta las cinco semanas, nos meteríamos ya en el mes de febrero. Como mínimo el base se ausentará de 10 encuentros, lo que es bastante más en una temporada reducida a 72 partidos. “Le dije a los muchachos al comienzo de la temporada que estamos enfocados en ir día a día. Setenta y dos partidos en la temporada regular es mucho tiempo y estamos construyendo día tras día”, comenta Taylor Jenkins, head coach del equipo.

(Fotografía de Brett Carlsen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.