Mensaje claro y potente de la propietaria de Utah Jazz

“Estoy muy decepcionada de que uno de nuestros ‘aficionados’ se haya comportado de tal manera que no solo haya ofendido a uno de nuestros invitados a este pabellón, sino a a mí personalmente, a mi familia, a nuestra organización, a la comunidad, a los jugadores y a vosotros, los mejores aficionados de la NBA”.

no se guardó nada a la hora de encauzar la crisis que se ha generado en Salt Lake City a raíz de los penosos hechos ocurridos esta semana en la cancha de los . Russell Westbrook recibió mensajes racistas por parte de al menos un aficionado, Shane Keisel, el jugador de los Thunder se encaró a él —lo que le acabó costando una multa de 25.000 dólares— y el mencionado aficionado terminó siendo expulsado de por vida del pabellón cuando se comprobó que efectivamente hubo racismo en sus palablras.

Antes del partido ante entre Utah y Minnesota, Miller, micrófono en mano en mitad de la pista, habló durante algo más de tres minutos.

“Esto no debería pasar. No somos una comunidad racista. Creemos en el trato con cortesía y respeto. De vez en cuando algún aficionado a modo individual se comporta de manera incorrecta olvidando modales y faltando el respeto a jugadores de otros equipos. Cuando eso ocurra quiero que os levantáis y gritéis ‘para’. Tenemos un código de conducta en este pabellón. Será aplicado de forma estricta”.

“Los otros equipos no son nuestros enemigos. Son nuestra competición. La competición es buena. Permite a los jugadores mostrar sus talentos y permite a los aficionados animar, apreciar y disfrutar de los que comparten sus talentos con nosotros”.

Campaña en marcha

Los Jazz han iniciado una campaña de información y recordatorio de normas a todos sus aficionados. Además del discurso, previamente la propietaria envió un email a los aficionados suscritos a la lista de correo del equipo con un mensaje claro y profundo en el que también proporcionaba instrucciones de como enviar un mensaje de texto en el caso de que sean testigos de alguna de las violaciones de conducta no permitidas en el pabellón.

“No permitimos discurso de odio, racismo, sexismo u homofobia”, escribió Miller. “Tampoco permitimos comportamiento fuera de lugar, incluido el bullying, insultos o gestos obscenos. Los que se salten están normas podrán ser expulsados y recibir otros castigos, como la prohibición permanente de acceso”.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



Anterior

Jokic salva a los Nuggets sobre la bocina

Utah se impone a unos mermados Timberwolves

Siguiente