Mitchell vs. Murray: duelo con más triples y puntos de la historia en una serie de playoffs


La eliminatoria que nos han regalado Donovan Mitchell y Jamal Murray es simplemente histórica. Aunque la sonrisa se ha terminado dibujando en el rostro del jugador de los Nuggets –han ganado en siete partidos–, ambos pueden sentirse orgullosos del trabajo realizado a la vez que saben ya que sus nombres han quedado inscritos con letras de oro en los anales de la NBA.

En una fantástica eliminatoria definida en siete encuentros, tanto Mitchell como Murray han realizado exhibiciones ofensivas que se definen por el hecho de haber logrado ambos dos partidos de al menos 50 puntos. Fue la estrella de los Jazz quien abrió la veda con un Game 1 de 57 puntos que supuso la tercera mejor anotación de la historia de los playoffs. Tras ese llegó otro suyo alcanzado la media centena y un par más firmados por Murray. Sí, han sido noches de fantasía en Disney World, y es que hasta la fecha solo tres jugadores habían tenido múltiples partidos de 50 o más puntos en una serie de la postemporada: Wilt Chamberlain, Michael Jordan y Allen Iverson.

Terminado el enfrentamiento entre Utah y Denver, la lista de récords alcanzados por estos jugadores no queda en el número de veces que han llegado a esos increíbles 50 puntos, sino que el duelo en sí; es decir, la combinación de ambos como rivales, arroja datos que rompen con barreras establecidas en la Liga desde hace muchísimos años.

Para abrir boca, y sin irnos demasiado lejos, tenemos el hecho de que es la primera pareja que promedia 30 o más puntos o al menos un 50% en tiros de campo desde que LeBron James y Kevin Durant lo hiciesen en las Finales de 2017. Por supuesto que no estamos comparando jugadores, pero el hecho de que haya que mencionar a dos de los mejores jugadores de la última década es buen ejemplo del nivel de rendimiento del que estamos hablando.

El ritmo anotador en el que se han manejado Donovan Mitchell y Jamal Murray ha sido simplemente demencial. El escolta de la franquicia de Salt Lake City ha estallado con 36,3 puntos por noche con un 52,9% en tiros de campo. Su homólogo en el bando de Colorado se ha ido hasta los 31,6 puntos firmando un fantástico 55% en el lanzamiento. Para alcanzar tales guarismos ambos han tenido que mostrarse tan acertados desde posiciones cercanas al aro como en le larga distancia, siendo esta última faceta en la que han dejado atrás al que para muchos es el mejor tirador de la historia: Stephen Curry.

Con un total de 33 triples anotados en la eliminatoria, Mitchell ha superado los 32 que lograse el dos veces MVP tanto en las finales del Oeste de 2016 como en las Finales de la NBA de ese mismo año. En cuanto a Murray, con 32 lanzamientos de tres puntos convertidos, ha igualado al base de los Golden State Warriors. Ya en quinta posición quedaría Klay Thompson con los 30 de las finales del Oeste de 2016, año de las 73 victorias en el que curiosamente no conseguirían el anillo.

Batiendo un récord de los 60

Ahora sí que toca rebuscar en la historia de la NBA. Según datos extraídos por Hoopshype, la combinación de puntos lograda entre Donovan Mitchell y Jamal Murray; es decir, un total de 475, es la mayor cantidad alcanzada por rivales en la historia de los playoffs de la NBA. Y no hablamos de una de esas marcas que se baten a menudo. Para encontrar el anterior récord hay que remontarse a 1969, año en el que Jerry West (Los Angeles Lakers) y John Havlicek (Boston Celtics) se combinaron para alcanzar los 463 puntos. He aquí las máximos anotaciones entre oponentes de la historia de la postemporada en la NBA.

  • Donovan Mitchell y Jamal Murray: 475 puntos en la primera ronda de 2020.
  • Jerry West y John Havlicek: 463 puntos en las Finales de 1969.
  • Bob McAdoo y Elvin Hayes: 461 puntos en las semifinales de conferencia de 1975.
  • Elgin Baylor y Bob Pettit: 461 puntos en las finales de división de 1961.
  • Kareem Abdul-Jabbar y Rick Barry: 450 puntos en las finales de conferencia de 1977.
  • Allen Iverson y Vince Carter: 449 puntos en las semifinales de conferencia de 2001.

Esos son los números. Aún habrá quien dirá que esto se ha conseguido porque no se defiende en la actual NBA. Por supuesto que jugar a mayor ritmo ayuda a que haya mayores anotaciones, pero en todo caso no basta con lanzar a canasta, sino que hay que meterla. Lo hecho por estos dos chicos ha sido algo casi imposible de ver, ya sea en el presente o hace 40 años. Enorme la eliminatoria que nos han brindado Mitchell y Murray.

(Fotografía de Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.