Quinta victoria de NOLA en seis partidos en el debut de Rondo

Hablar de los es hablar de ellos: de Anthony y DeMarcus. A veces, también, fugazmente de Jrue. Hoy debemos hablar de alguien más. Hay que hablar de Rajon.

Ayer, casi en la clandestinidad y acortando plazos, tuvo lugar un debut que puede aportar muchísima luz en el Smoothie King Center de New Orleans. Anoche se enfundó el pelícano por primera vez. Y además lo hizo para asistir, ya en primera línea, a un gran triunfo que nos permite empezar a hablar de racha. Los Pelicans ganaron a los Atlanta en la photo finish, 106-105, y con esta victoria son ya cinco en los seis últimos partidos, lo que les permite mejorar su, ya positivo, balance, colocándose 8-6 y quintos de la Conferencia Oeste.

A pesar de acumular victorias, el ataque de Alvin Gentry no está siendo ni mucho menos brillante, cortocircuitando a menudo y con numerosos cortafuegos de fluidez. Ayer primó la imprecisión: hasta 19 pérdidas de balón sufrieron los locales, doce de ellas solo entre sus dos big men.

Primeros puntos y asistencias

Habíamos dicho que teníamos que hablar de Rondo, pero esta noche por un factor más noticioso que estadístico. El playmaker tan solo disputó cinco minutos, en los que nos regaló sus dos primeros puntos y dos asistencias.

“Aún siento la adrenalina, así que claro que me siento genial —decía Rondo al término del encuentro—. Veremos qué tal va respondiendo mi cuerpo”. Recordemos que ha sido una pubalgia lo que ha mantenido al base fuera de las canchas estas primeras semanas.

No obstante el partido no lo ganó él; ni tampoco las torres. Si bien olisqueó el triple-doble —13,10, 7— y Cousins más de lo mismo y con números aún mejores —22, 16, 7—, fueron dos jugadores de la sombra quienes iluminaron el marcador.

Los ‘no habituales’

E’Twaun Moore finalizó la noche con 24 puntos, siendo el máximo anotador del partido, pero quien apareció en la recta final para darle la vuelta al marcador a base de triples fue . El alero, uno de los últimos en ser llamado a filas esta temporada, se desmelenó ayer.

Gentry hizo un audaz movimiento, sentando a Cousins casi los últimos ocho minutos de partido y confiando en su artillería exterior para tratar de remontar. Y funcionó. Parcial de 10-0 en los cuatro minutos finales. Miller cerró la noche con 21 puntos y 5 de 8 en triples, varios de ellos con el duelo agonizando, para voltear un partido que amenazaba con escaparse debido, especialmente, al esfuerzo conjunto de Kent Bazmemore (22) y y el novato Tyler Cavanaugh (16).

Con los valores seguros funcionando a todo tren, la aparición estacional de los jugadores de segunda fila sumados a la definitiva incorporación de Rondo, los Pelicans pueden convertirse finalmente en un equipo en el que sí empezar a invertir.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.