Derrick Rose: “No vengo a robarle el puesto a nadie”


Derrick Rose nos descolocó prácticamente a todos con su actuación en los pasados  playoffs. Porque más que una actuación, fue una exhibición. De su eliminación en primera ronda 4-1 ante Houston, sin duda el rendimiento del base fue la mejor noticia en el bando de los T-Wolves. Fogonazos varios de aquel too big, too strong, too fast too good.

Sin lesiones y con los 30 recién estrenados, D-Rose ha recuperado parte de su explosividad de antaño. Lo de los Rockets no fue flor de un día. En lo que va de pretemporada le estamos viendo agresivo, fino, cargado de energía y, lo más importante en un jugador de sus características,… lleno de confianza.

Cuando lo repescaron los Timberwolves tras su brusca salida de Cleveland y pseudo-amago de retirada (además del imán de Thibs por toda ex quincalla de Chicago con la que se cruce), no esperaban más que encontrar alguien capaz de darle descanso puntual a Jeff Teague.

Y ahora, con el timorato rendimiento de uno y el sensacional e inesperado del otro, han surgido las primeras voces (Kevin Garnett entre ellas) que claman por un Derrick Rose titular. En estas, el MVP de 2011 ha optado por desmarcarse, con humildad y clase, de tal reivindicación.

“Sólo estoy en búsqueda de confort y de una oportunidad; no he venido a robarle el trabajo a nadie. Ya he estado en esta posición antes en mi carrera [lo vimos en los Cavs, donde partía tras Isaiah Thomas]. No he venido a retar a nadie por su puesto. No son más que dislates. No pretendo ser titular. Así no soy yo. Tan solo quiero hacer aquello que el equipo necesite de mí”.

¿Y un Rose… de escolta?

Otra opción interesante podría ser la de apostar por la teoría de la complementación en lugar de por la de la sustitución.

Ya se ha discutido, por ejemplo, que emparejar a Russell Westbrook con el puesto de ‘2’ (con la llegada a OKC de Dennis Schroder) plantearía un rompedor esquema que, de atreverse Donovan, podría brindar pingües beneficios al equipo en un renovado diseño de la ofensiva.

D-Rose y Jeff Teague podrían seguir esta misma senda. Y Thibodeau dio el primer paso anteayer, colocándolos uno al lado del otro en el quinteto titular que abrió el partido frente a, precisamente, los Thunder (aunque estos con la ausencia de West).

Es digno de análisis, desde una perspectiva holística, ver como en la evolución hacia el small ball y la extinción del pívot clásico, dando paso a aleros que hacen de centers, ‘2’ que se adentran en tierra de ‘3’, y ala-pívots reconvertidos en un tirador de perímetro más, sea justo la posición del base (aún los menos puros) la que más se resiste a ese switch.

Rose, buen pasador pero predominante anotador (y aún con potencia para penetrar y sajar defensas desde la diagonal), podría ser titular en estos T-Wolves sin robarle el puesto a nadie. Pues Jimmy Butler se va a marchar, y por ahora no hay otro escolta de estatus digno de reclamar su peana.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.