Russell Westbrook, feliz por ir olvidando los problemas físicos


No se trata de atacar o defender a Russell Westbrook, sino de poner las cosas en contexto. Los primeros pasos del base All-Star en Washington no han sido sencillos. Traspasado desde Houston a cambio de John Wall y una primera ronda, Russ no solo ha tenido que aclimatarse a su nuevo equipo (nuevos compañeros) sino que ha debido hacerlo mientras los problemas físicos se empeñaban en ponerle freno. En el training camp sufrió una lesión en el cuádriceps y poco después se dislocaba un dedo. No es el mejor escenario, y menos aún si eres un jugador pasional como él y deseas jugar siempre.

Lesionado desde pretemporada, Scott Brooks, su técnico, ha señalado que Westbook ha estado jugando prácticamente con una sola pierna. Eso fue al principio del curso. El base estaba empeñado en estar sobre el parqué y trató de recuperarse de su lesión en el cuádriceps mientras jugaba. No fue posible. De los primeros ocho partidos del equipo se perdió dos. El 9 de enero, poco antes de que la temporada quedase en stand by para los capitolinos por el coronavirus, decidía parar dado que su dolencia iba a más. Por suerte, el aplazamiento de los encuentros de Wawhington ha hecho que solo se ausentase en tres desde que optó por echar el freno y recuperarse totalmente.

“El viejo yo probablemente hubiese seguido jugando y jugando. Y nunca habría llegado al lugar físico en el que necesitaba estar. Cuando me tomé mi tiempo, puede estar hasta dos semanas descansando. Obviamente, nuestro equipo tampoco había vuelto a jugar y eso definitivamente me dio un poco más de margen para poder recuperarme y volver a sentir bien mis piernas para estar en un lugar al que estoy hoy. Estoy feliz y me siento bendecido de poder saltar a la cancha y competir”, expresa.

Y qué forma de competir. Ya de vuelta a un tono físico óptimo, Westbrook nos regaló anoche una enorme actuación de 41 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias que culminó con un triple que ponía a los suyos por delante a falta de cuatro minutos (victoria ante Brooklyn Nets). Fue solo un partido, una pequeña muestra; pero una que sirve para entender que si las lesiones le respetan puede dar mucho a los Wizards. Sobre lo que viene por delante, entiende que está preparado parar ser un líder en el equipo.

“Ha sido un partido importante para mí porque creo que el liderazgo crece cuando ganas y los chicos lo hacen bien. Los muchachos están felices, se sienten mejor consigo mismos, confiados en su juego y en lo que están haciendo. Eso es lo que busco, ver a los compañeros felices y ocuparme de los demás. Para poder mostrarte como un líder, primero tienes que mirarte a ti mismo, en el espejo, y asegurarte de que haces tu trabajo antes de señalar o hablar con nadie más. Siento que me han puesto en esta posición por una razón. Siento que puedo soportar la presión porque así es como soy”, recalca.

Pese a estar menos tiempo en cancha que en las seis anteriores campañas con 34,1 minutos por noche, Westbrook se marcha a un excelente promedio de 20,9 puntos, 9,4 rebotes y 9,5 asistencias. Aunque en tiros de campo no está bien con un 40,7%, en triples está logrando la mejor marca de su carrera con un 36,5%.

(Fotografía de Will Newton/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.