Russell Westbrook terminará 2016-17 promediando un triple-doble

El primero de los grandes hitos disponibles para llegó en Phoenix. Durante el tercer cuarto del partido de Oklahoma City ante los Suns, el base consiguió repartir su sexta asistencia del partido y la 820ª de la temporada, asegurando así promediar al menos 10 asistencias en 2016-17. Con esa cifra ya alcanzada en puntos y rebotes, Westbrook lograba una proeza impensable a principio de temporada: promediar un triple-doble en una temporada completa.

Historia en Phoenix


El base se convierte en el segundo jugador de la historia de la NBA que consigue este hito, conseguido previamente en 1961-62 por . El entonces base de los Cincinnati Royals (actuales Sacramento Kings) promedió 30,8 puntos, 12,5 rebotes y 11,4 asistencias. Ha tenido que pasar casi medio siglo para que otro jugador pudiera emular a “Big O”, quien no ha tenido reparos en considerar a Westbrook como “el rey del triple-doble”.

Eso sí, Westbrook tendrá el honor de ser el primero que lo logra con el triple-doble reconocido como algo especial. Sumar al menos 10 en tres categorías estadísticas quedó, durante los primeros años de la Liga, como una anécdota que ni siquiera tenía nombre propio. La denominación de “triple-doble” no se popularizó hasta los años 80, en pleno apogeo de Magic Johnson. Solo entonces la espectacular temporada 1961-62 de Oscar Robertson fue revisitada de forma especial.

¿Triple-doble de media y MVP?


Sea como sea, Robertson tendrá compañía propia en la historia de la NBA. La proeza de Russell Westbrook tendrá un lugar especial a su lado en la memoria de la liga mientras el base pelea tanto por convertir a los en un equipo peligroso en el Oeste como para conseguir el MVP para sus vitrinas. Curiosamente, en 1961-62, el triple-doble no le sirvió a “Big O” para lograr el galardón, quedando tercero en la votación tras Bill Russell y Wilt Chamberlain.


La asistencia que nunca llegó para Russell Westbrook.


Para Westbrook, eso sí, la noche de Phoenix fue de todo menos memorable. Los Thunder cayeron por un sorprendente 120-99 frente a unos Suns sin especial estímulo para la victoria, pero con un Devin Booker (37 puntos) espectacular. El base de Oklahoma City, muy desacertado en el tiro (6/25), terminó con 23 puntos, 12 rebotes, 8 asistencias y 8 pérdidas. Tendrá que esperar al menos un partido más para superar otro récord de Oscar Robertson y alcanzar los 42 triples-dobles en 2016-17.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Cleveland se estrella ante unos Hawks de rebajas

Jamal Murray mantiene a los Nuggets con vida

Siguiente