Schröder y Kuzma dan aire a los Lakers


A falta de que LeBron y Davis vuelvan a las pistas, un tramo sencillo del calendario ha permitido a los Lakers respirar con un cierto alivio. Tras vencer a los Cavaliers el viernes, los angelinos han sumado un nuevo triunfo, esta vez por 99-96 ante los Magic, recuperando algo de tranquilidad tras las cuatro derrotas consecutivas y manteniéndose en la cuarta posición del Oeste.

Orlando viene de prácticamente deshacer su equipo en el cierre de mercado, lo que ayudó a los de Vogel pero no les evitó una buena dosis de esfuerzo para llevarse el triunfo. De hecho, los de Florida no permitieron a los californianos abrir distancias en ningún momento pese a sus numerosos intentos, y llevaron el duelo a un último cuarto muy parejo en el que el triunfo acabaría quedándose en el Staples. Otto Porter Jr., con un triple sobre la bocina, tuvo la oportunidad de evitar que así fuera y llevar el choque a la prórroga, pero su lanzamiento acabó siendo escupido por el aro mientras los locales respiraban aliviados.

Dennis Schröder y Kyle Kuzma, con 24 y 21 puntos respectivamente, fueron las principales referencias ofensivas de los Lakers, y se encargaron además de asumir galones en los compases decisivos. Sin ir más lejos, ambos se combinaron para anotar 20 de los 27 tantos de los suyos en el cuarto periodo, en el que lograron ser lo suficientemente solventes como para sumar una victoria más a su casillero.

Montrezl Harrell, con 18 puntos y 10 rebotes, fue su mejor aliado, mientras que Markieff Morris, con 12 tantos y 11 capturas, tuvo también una aportación imporante.

En los Magic, Dwayne Bacon logró irse hasta los 26 puntos, firmando así la mejor anotación de su carrera y comandando a un equipo recién descompuesto y necesitado de una figura a la que aferrarse. El escolta logró con sus canastas que su presencia en pista se saldase con un parcial de +13 para los suyos, pero la aportación de sus compañeros fue lo suficientemente escasa como para las cosas se torcieran cuando él descansaba.

Chuma Okeke, con 14 tantos, le siguió en anotación, mientras que Mo Bamba fue el siguiente con 11. Esta no fue sino una de las muchas derrotas que previsiblemente sumará Orlando de aquí a final de temporada, unas semanas en las que, a falta de expectativas, veremos si algunos jugadores logran asomar la cabeza y empezar a brillar en sus nuevas oportunidades.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.