Se prolonga otro año más el idilio entre Utah y Joe Ingles

Hay optimismo en el proyecto –renovación hace dos días del coach Snyder– y fe en que pueda ocurrir con él algo maravilloso (¿unas Finales bastarían… o quizás algo más?).

Y , el jugador de quien tras su primer año en la NBA se puso en serias dudas, no solo su capacidad de adaptación sino su calidad para rendir a gran nivel en la mejor liga del mundo, ha sido y se espera que sea una pieza fundamental en esa cruzada hacia el éxito.

Por todo lo alto acaban de confirmar los Utah su confianza en el jugador australiano de 32 años, y a los dos cursos de contrato que aún tenía por delante (por 12 y 11 millones respectivamente) acaban de sumar un tercero en el que será su ejercicio mejor pagado como profesional: 14 millones para la 2021-22; así lo acaba de asegurar su agente Mark Bartelstein (y refrenda Wojnarowski) para ESPN.

Polifacético

Ingles –que se bautizó a sí mismo hace unos meses, en un alarde de frívolo narcisismo, como el mejor lanzador de la NBA– es, más allá del exceso (Curry rules), una pieza indispensable en estos Jazz. A su fiabilidad como tirador (sobre todo en estático) se añade un IQ espléndido como elaborador de juego (compartía muchísimo balón con Ricky Rubio) y unos fundamentos defensivos que equilibran su físico, mucho mejor éste, por cierto, de lo que su color de piel y zamborotuda apariencia hacen percibir en una primera (y quinta) impresión.

Conley, Mitchell, Bogdanovic, Gobert y él. Los cinco vértices entre los cuales germinará la candidatura del disciplinado vestuario de Salt Lake City.

(Fotografía de portada de Matt King/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Juancho Hernangómez, lejos de renovar con Denver Nuggets

Mitch Kupchak descarta que Charlotte reconstruya a través de la agencia libre

Siguiente