Shaq cree que los jugadores no deberían quejarse del poco descanso


Los presentes playoffs han seguido una narrativa bastante descafeinada a consecuencia de las numerosas ausencias por lesión que se han producido antes y durante la celebración de los mismos. En efecto, hablamos del curso con el mayor número de bajas debido a problemas físicos de la historia.

El primero en alzar la voz fue LeBron James, quien hace dos semanas mostró públicamente su enfado con la NBA por no haber puesto cartas en el asunto y ser la culpable indirecta de esta oleada de lesiones. La pandemia por el COVID-19 puso patas arriba la competición y la urgencia por regresar al calendario habitual empujó a Adam Silver a condensar en exceso la campaña sin una reducción acorde de partidos.

El Comisionado de la NBA ha logrado su propósito pues está estipulado que la temporada 2021-22 arranque el próximo de 19 de octubre. El precio a pagar, sin embargo, ha sido el de unas eliminatorias por el título de las que, en una dosis mayor o menor de partidos, se han caído o visto lastrados estrellas como el propio LeBron, Anthony Davis, Joel Embiid, Kyrie Irving, James Harden, Kawhi Leonard, Donovan Mitchell o Jamal Murray. Los dos últimos en entrar en la enfermería han sido, precisamente, dos de las pocas grandes figuras que todavía se mantienen en la lucha por el anillo: Giannis Antetokounmpo y Trae Young.

Sin embargo, otras personalidades vinculadas a la NBA han ofrecido una perspectiva distinta sobre el asunto. Entre ellas se halla Shaquille O’Neal, quien apeló a las repercusiones directas de la pandemia entre aquellas personas que no se encuentran en una posición tan privilegiada como los jugadores que componen la liga.

“Cuando vives en un planeta en el que 40 millones de personas han sido despedidas mientras yo gano 200 millones de dólares, está claro que de mi no obtendrás ninguna queja”, fue su tajante respuesta en una entrevista para la CNBC. “Con esto no estoy criticando de manera concreta a nadie por lo que haya dicho. Ni me quejo ni pongo excusas, porque la gente real está trabajando muy duro y nosotros [por los jugadores] lo que tenemos que hacer es entrenar dos horas al día y luego jugar un partido durante otras dos horas por la noche y ganar mucho dinero por ello. Así que mi forma de pensar es un poco distinta.”

Por su parte, la NBA ha querido defender sus intereses a pesar de haber puesto en marcha la temporada baja más corta en la historia, con apenas 72 días de descanso para aquellos equipos que disputaron las Finales, es decir, Lakers y Heat. La competición ha apelado a una tasa de lesiones “prácticamente similar” a la barajada la temporada anterior. Sin embargo, las cifras publicadas por otros medios señalan una realidad muy distinta.

(Fotografía de portada de Paras Griffin/Getty Images for Pepsi Stronger Together)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.