El síndrome de Marfan pone en peligro la carrera de Jonathan Jeanne

El parecido físico, de procedencia y hasta de agente (Bouna Ndiaye) con Rudy Gobert ha sido constante en la carrera de . El pívot francés se presentaba al draft con la perspectiva de saltar la próxima temporada a la NBA. Pero un serio problema de salud no solo ha roto esa ilusión, sino que puede terminar su carrera profesional a los 19 años de edad. Su agente afirmaba a The Vertical que Jeanne sufría el síndrome de Marfan.

Precedente cercano

Esta desorden genético afecta a los tejidos conectivos en diferentes partes del cuerpo. Jeanne no es el primer candidato al Sraft que lo sufre. En 2014, el pívot Isaiah Austin fue también diagnosticado con esta condición durante el proceso del Draft, retirándose del baloncesto. Eso sí, dos años después fue médicamente autorizado a volver a jugar, debutando como profesional en la liga serbia con el FMP de Belgrado. En la Liga Adriática, Austin promedió 9,1 puntos, 2,2 rebotes y 1,2 tapones por partido.

Seguramente conociendo este precedente, Jonathan Jeanne espera poder reanudar su carrera algún día bajo exhaustiva supervisión médica, tal como aseguró su agente Bouna Ndiaye. Candidato a primera ronda del Draft, Jeanne ya había participado en el Draft Combine celebrado en mayo, y había hecho varios entrenamientos para equipos NBA, incluyendo a los Raptors como su última visita el pasado miércoles.

Una condición incurable

El pívot, quien jugó la pasada temporada en Francia con el Nancy cedido por el Le Mans, se había sometido durante el Draft Combine a una resonancia magnética que mostró una anormalidad en su espina dorsal. Este mismo jueves recibió los resultados de las pruebas posteriores, confirmando la temida noticia.

Como jugador procedente del baloncesto internacional, Jonathan Jeanne podrá retirarse del Draft antes del 12 de junio, retrasando su elegibilidad que no será automática hasta 2019. Con los sueños NBA aparcados, la lucha será ahora por convivir con una condición incurable, pero que no reduce la expectativa de vida con el tratamiento adecuado. La alternativa, jugar en una competición tan exigente sin conocer su condición, hubiera sida potencialmente más trágica.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Del ‘viejo Green’ a Kevin Durant: un año de aquella llamada

Los 76ers ponen en venta sus segundas rondas del Draft

Siguiente