Solo 10 jugadores internacionales mantienen su nombre en el Draft

El que quizás sea el Draft más potente entre jugadores salidos de la NCAA coincide con una de las camadas menos excitantes del baloncesto internacional. Tras la fecha límite para que los jugadores formados fuera de Estados Unidos nacidos después de 1995 pudieran borrarse del Draft, manteniendo la elegibilidad para futuras ediciones, 10 jugadores decidieron jugarse sus opciones en la ceremonia del 22 de junio.

Dos franceses al frente

El nombre más esperado, como serio candidato a ser Top-10, es . El base francés, quien se reunió recientemente en Italia con los Mavericks, espera dar el salto a la NBA tras ganar el título de la liga francesa. Eso sí, su Strasbourg perdió este mismo martes el primer partido de las finales de la LNB, cayendo ante el Élan Chalon por 89-75. Ntilikina no tuvo su día, sumando solo 2 puntos y 1 asistencia en sus 19 minutos en cancha.

Pese a ser recientemente diagnosticado con el síndrome de Marfan, una condición genética que puede afectar o incluso acabar con su carrera profesional, el pívot francés decidió también mantener su nombre. Proyectado como más que posible jugador de primera ronda antes de la noticia, Jeanne puede estar esperando a que algún equipo se arriesgue a asegurar sus derechos, contando con un regreso no demasiado lejano a las canchas del pívot galo.

Opciones para todos los gustos

Otros jugadores procedentes del Viejo Continente que mantuvieron su nombre y con opciones de entrar en el Draft son el alemán Isaiah Hartenstein (procedente del Zalgiris lituano), el esloveno Vlatko Cancar  y el francés Alpha Kaba (ambos del Mega Leks serbio). Más sorprendente es la permanencia del croata Luka Bozic (del KK Zagreb) y del sueco Simon Birgander (del Clavijo de la segunda división española), cuyos nombres han estado alejados de las previsiones del Draft de este año.

Fuera de Europa, también mantuvieron su elegibilidad para 2017 dos brasileños como Wesley Alves Da Silva y George De Paula, ambos procedentes del Paulistano de su país, y ya conocidos en Estados Unidos por sus entrenamientos con equipos NBA. Cierra la lista una incógnita como Tidjane Keita, jugador de nacionalidad francesa pero que jugaba a nivel formativo en Canadá. El alero, eso sí, también ha mostrado sus talentos para franquicias en las últimas semanas.

Elegibles de futuro y de presente

Por contra, jugadores del potencial de los letones y Verners Kohs, el alemán Kostja Mushidi o el croata Nik Slavica decidieron dar un paso atrás, guardándose su elegibilidad para futuros drafts. Además de los 10 internacionales que mantuvieron su nombre, un nutrido grupo de aspirantes seguirá como automáticamente elegibles, habiendo nacido en 1995. Esta lista incluye al letón Andrejs Pasecniks, el búlgaro Aleksandar Vezenkov, el serbio Ognjen Jaramaz o los españoles Ilimane Diop y Alberto Abalde. De ellos dependerá el orgullo de una poco llamativa generación de talento internacional en el próximo draft.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Markelle Fultz entrenará el jueves para los Lakers

Adam Silver reta al resto de la NBA a competir con Golden State

Siguiente