Trae Young quiere marcar su propio camino

El nuevo Michael Jordan, el nuevo Allen Iverson, el nuevo LeBron James… Las comparaciones entre estrellas consagradas y talentos emergentes son una constante en el deporte de élite y, por supuesto, en la NBA. A veces se convierten en realidad y el jugador que recibe el elogio rompe incluso el listón que se le colocó el primer día. Pero hay otras muchas ocasiones en las que ese objetivo prematuro, transformado en presión, acaba por ser una losa innecesaria sobre los hombros de un chico que apenas ha pisado la universidad.

Ese es el escenario que quiere evitar . El base de Atlanta , número 5 del Draft de 2018, lleva meses escuchando lo mucho que se parece a . Y puede ser cierto. Son similares físicamente y tienen cualidades parecidas en el tiro. Pero claro, hablamos de un jugador que ha sido dos veces MVP y que tiene tres anillos… Young apuesta por no querer seguir los pasos de nadie.

“Él es Stephen Curry y hay una razón para ello. Yo soy Trae Young. No estaría orgulloso de ser él y no yo mismo. Claro que quiero conseguir lo que él ha logrado, pero no convertirme en una copia suya. Quiero ser yo mismo”, explica durante un acto de promoción del videojuego NBA 2K19.

Hace bien. Young se plantea ya algunos récords a título individual como el de superar los triples conseguidos por Curry en un partido (13), pero esa motivación no debe provocarle ansiedad por correr antes de andar. Podrá tener un juego parecido y seguro que también se cuela en los hightlights, pero debe hacerlo siguiendo su propio camino.