Un triple de Morris le da la victoria in extremis a Boston sobre OKC

Un triple agónico, lateral y espectacular le dio el triunfo a los sobre Oklahoma en Boston (100-99). Restaban apenas segundos para la conclusión cuando ejecutó una jugada decisiva, que acabó conectando la red con 1,2 segundos para la conclusión. Su triple sería el citado 100-99 y el electrónico no se movería más.

Dos tiros libres de Russell Westbrook, esta vez sin triple-doble, habían acercado mucho a la victoria a los , que con 94-99 se las prometían muy felices. Era lógico, pues a pesar del triple de para el 97-99, dispuso de otros dos tiros libres para cerrar la contienda. No acertó ninguno y quedaban ocho segundos.

Entonces, aparece Morris

Y llegó la jugada definitiva. Tras los errores de Melo y el rebote de Jayson Tatum, Boston sacaba de banda después desde el campo contrario después de solicitar el pertinente tiempo muerto. Fue Morris quien puso la bola en juego, Al Horford recibió en la frontal del triple, vio a Tatum, que fue hacia la pintura y una vez por allí dobló a Morris, en el triple, pensando ya qué hacer. Y lo que hizo fue amagar, fintar y quitarse de encima a Paul George, que se comió el engaño, para después ya más liberado anotar la canasta de la jornada. Luego, los intentos de Wesbtrook desesperados por conectar otro triple agónico se fueron al limbo.

Triunfó Boston, 48-23 de balance, segundo del Este y con el tema de la lesión de Kyrie Irving flotando en el ambiente. El base, de baja ya desde algunos días, celebró vestido de calle la gran canasta de Morris que puso en pie al TD Garden. Su rodilla no tiene daño estructural y parece que lo que debe hacer es reposar y reposar.

En los Celtics, además de Morris, quien hizo el triple y 21 puntos, estuvieron muy bien el propio Tatum, doble-doble con 23 puntos y 11 rebotes, junto con 4 asistencias, 1 robo y 1 tapón, y Rozier, muy completo merced a sus 14 tantos, 6 rebotes, 6 asistencias y 2 robos. Desde el banquillo, Greg Monroe y Shane Larkin dieron consistencia a los locales, en un choque muy parejo donde la máxima ventaja fue para los Thunder (10 arriba) y donde se entró en el último cuarto con todo muy igualado (73-75).

Pobre aportación de la segunda unidad de Oklahoma

OKC, por su lado, sigue cuarto del Oeste, 43-30 y margen suficiente de cuatro victorias sobre los Nuggets que no hace peligrar su presencia en los próximos playoffs. Su lucha ahora se centra en terminar la Liga Regular como cabeza de serie. Westbrook, 27 tantos, 8 rebotes y 7 asistencias, volvió a ser el mejor de los suyos al lado de Paul George, 24 puntos y 13 capturas. Todo el banquillo de los Thunder únicamente aportó 10 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias.