La rodilla de Kyrie Irving no progresa como se esperaba

Boston no gana para sustos, y éste es de los que cuesta digerir. Según informa Shams Charania de Yahoo Sports, buscará una segunda opinión médica en los próximas días –confirmado por Brad Stevens– para tratar su rodilla izquierda, la cual no está progresando como esperaban los galenos de los verdes.

Los problemas en la articulación del base eran conocidos desde pretemporada, pero no ha sido hasta ahora cuando han dado la peor cara. Irving, quien preveía que debería descansar alguna noche tras poder jugar solo 16 minutos contra Indiana el 11 de marzo, empieza a sentir que la temporada se complica por momentos; tanto como para buscar caminos alternativos para encontrar la solución.

Justo después de abandonar el partido contra los Pacers, Irving admitía no estar a tope, pero igualmente se mostraba confiado en que todo se solucionaría si regulaba esfuerzos. “No estoy preocupado. Seguramente baste con tener inteligencia y saber cuándo tengo que dejar un partido. Quiero volver cuando esté a mi mejor nivel”, señalaba el 12 de marzo.

Ahora no parece tan sencillo. El ganador del anillo en 2016 lleva ya tres partidos descansando cuando se suponía que su regreso se daría el domingo ante New Orleans Pelicans. La situación ha cambiado tanto que lo que era un reposo tomado por decisión propia pasa a ser ahora una baja indefinida.

¿Quirófano para la rodilla de Kyrie Irving?

Ni mucho menos decimos que necesite cirugía en estos momentos, pero las palabras pronunciadas recientemente por Danny Ainge no invitan tampoco a descartarlo. El general manager de los de Massachusetts afirmó que desde que Irving llegó a Boston sabían que debían cuidar su rodilla y que probablemente era inevitable su paso por el quirófano; eso sí, su pensamiento es que ese momento llegaría en las próximas temporadas.

La opinión de Ainge es apoyada por los últimos informes de Adrian Wojnarowski. Las fuentes manejadas por el periodista de ESPN comentan que por el momento no hay daño estructural en la rodilla del point guard, por lo que se sigue creyendo que el descanso es el mejor remedio para su eventual regreso.

Momento complicado

Boston acabará seguramente en segunda posición de la Temporada Regular, ya que tienen por delante a Boston a cinco partidos y aventajan a Cleveland en seis. La situación por tanto no es preocupante por esa vertiente, pero sí respecto a unos problemas físicos que los están dejando bajo mínimos. Daniel Theis ha dicho adiós a la temporada, Marcus Smart podría seguir su camino y llevan cuatro partidos sin poder contar con Jaylen Brown por una conmoción cerebral. Perder a Irving, incluso tenerle al 80 por ciento de su rendimiento, puede ser un golpe definitivo.