Unos 76ers sin alma: “Algo tiene que cambiar”


La sensación general que han transmitido los dos primeros partidos de la serie sugiere que los 76ers han tirado la toalla. Un razonamiento legítimo después de ver al equipo deambular durante los últimos tres cuartos en la derrota de este miércoles ante Boston. Después de construir una ventaja de 14 puntos en el primer periodo, los 76ers arruinaron el esfuerzo. Un ataque sin vida, con decisiones anárquicas y la apuesta reiterada de Joel Embiid como solución a todos los problemas, daba paso a una defensa inexistente que facilitó las cosas a la ofensiva Celtic.

Nadie lo definió mejor que Kemba Walker, autor de 22 puntos en los 25 minutos que estuvo en pista. “Ha sido algo nuevo para mí. Para ser sincero, no había tenido tanto espacio en mucho tiempo”, afirmó el base tras ser cuestionado sobre la defensa del pick-and-roll realizada por Philly.

Joel Embiid ratificó las palabras de su oponente y profundizó en su análisis. “Tienen un grupo de muchachos que pueden poner el balón en la cancha y anotar con facilidad. Pero tienes que elegir tu veneno. Jayson [Tatum] nos ha estado matando, así que tenemos que encontrar la manera de evitar que el balón llegue a sus manos. Sé que quieren que me quede atrás en todos los pick-and-roll y proteja el aro, por lo que han jugado fuera y han tirado muchos triples. Así que tenemos que hacer ajustes. Tengo que salir al perímetro y tenemos que defender todas las zonas. Algo tiene que cambiar. Simplemente están anotando muy fácil.”

El panorama es ahora sombrío para Philadelphia, que afronta el tercer partido con un 2 a 0 en contra, un juego sin alma y sin la condición de local. En los 35 partidos disputados en el Wells Fargo Center, los 76ers habían sumado 31 victorias. Por el contrario, el balance lejos de casa es de los peores de la Conferencia Este (12-26) y el peor de todos los equipos que se encuentran disputando actualmente los playoffs.

Cuestionado sobre las posibilidades reales de dar la vuelta a la eliminatoria, el entrenador Brett Brown opina que su equipo todavía tiene mucho que ofrecer y no cierra las puertas a nuevos cambios en la alineación inicial. “Estoy seguro de que todos hemos pensado en mitad de la noche: ‘¿Qué tenemos que hacer?’. Esta noche comenzamos con un rookie [Matisse Thybulle] para hacer frente a un jugador bastante bueno [Jayson Tatum]. También usamos a un jugador recién llegado de la G-League, Shake Milton. Dos jóvenes que ahora están afrontando un momento estelar como son los playoffs de la NBA. Creo que hemos tenido suficiente éxito, no de manera consistente, en la burbuja, donde hemos recurrido a opciones sin Ben [Simmons] que están ahí. Depende de mí reconocer esas alternativas. Para detectarlas y ayudarlos a superar esto. Creo que el vestuario siente que tiene mucho más que dar.”

El mayor fracaso del cuerpo técnico esta temporada ha sido la incapacidad de construir una defensa colectiva de élite alrededor de un equipo que, pieza a pieza, brilla en esta faceta. La pérdida de Ben Simmons ha sido crucial dentro del sistema defensivo de Brown pero la ausencia de alternativas productivas depende por completo del técnico. Si bien un esquema distinto para obstaculizar el juego exterior de Boston no garantizaría un resultado distinto en el global de la eliminatoria, al menos serviría para que el equipo mostrara una mejor versión de sí mismo. La visión actual de los 76ers ha demostrado ser extremadamente defectuosa.

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.