Westbrook asegura estar feliz y centrado en Washington


Es por ahora el traspaso de la temporada. Desconocemos cómo saldrá, nos intriga si alguno de los equipos será el vencedor del mismo, pero lo que es indudable es que dos All-Star (uno de ellos MVP) se han cruzado entre Washington y Houston.

Russell Westbrook y John Wall han sido intercambiados, pero no como un movimiento deseado por los equipos, sino precedido por la petición de salir de ambos. Cada uno, a través de sus motivos particulares, ha provocado un trade que les lleva a iniciar una nueva aventura con pronóstico incierto. Y… ¿en qué más coinciden? Pues en querer dar los próximos pasos de sus carreras sin echar la mirada atrás.

Atendiendo a los medios ya como jugador de los Wizards, Russ fue cuestionado por Tim Reynolds de Associated Press sobre su petición de traspaso a los Rockets. El base optó por obviar esa parte de la película para centrar su respuesta en su nuevo equipo. “Estoy aquí en Washington. Soy feliz por dónde estoy y entendiendo que este es un nuevo viaje en mi carrera y lo importante que es enfoca mi mente en este lugar, en el equipo, en la organización, en la comunidad y en toda la gente de aquí”, explica.

Que Westbrook puede aportar muchas cosas al equipo está fuera de toda duda, pero de igual modo hay escepticismo sobre su entendimiento con Bradley Beal y el resultado que consigan juntos en la capital de Estados Unidos. Además, el MVP de 2018 llega con un contrato de máxima exigencia, ya que con él los Wizards han adquirido tres años y 133 millones de dólares. Westbrook asegura que simplemente tratará de hacer su trabajo más allá de elementos externos que puedan influenciar.

“Mi objetivo es tratar de hacer las cosas de la manera correcta, sin importar si a alguien le gusta o no algún aspecto. Mi trabajo consiste en asegurarme de que estoy haciendo lo correcto para las personas adecuadas e impactando en la mayor cantidad de personas posible”, concluye.

Arropado

Los Wizards saben que gran parte del presente del equipo dependerá de lo cómodo que se sienta Westbrook con ellos. Con esa premisa, el peso pesado del equipo, Bradley Beal, apenas ha tardado en darle la bienvenida afirmando que su trabajo será facilitar el de Westbrook. En una línea parecida, incluso más entusiasta, se ha mostrado Scott Brooks, entrenador que ya tuvo Russ en Oklahoma City Thunder y que recalca el currículum de su nuevo pupilo en Washington. “Los logros de Russell en la pista hablan por sí solos, pero son su impulso y su voluntad de ganar lo que le identifican como un jugador único”. El comité de bienvenida no está nada mal.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.