Westbrook logra su histórico 42º triple-doble en un final memorable

Los fueron a la vez testigos y víctimas de cómo hizo historia. El base de los logró con una excepcional actuación su 42º triple-doble de la temporada, superando el que parecía insuperable récord de en 1961-62. Un domingo muy especial que Westbrook culminó con el triple ganador sobre la bocina, dándole la victoria a Oklahoma City por 105-106, eliminando matemáticamente a los Nuggets de la pelea por los playoffs.

El triple-doble más esperado tuvo números de impacto: 50 puntos, 16 rebotes y 10 asistencias, por solo 2 pérdidas. Pese a que Oklahoma City no se jugaba nada, con el sexto puesto del Oeste y su emparejamiento en primera ronda contra Houston ya asegurado, el base se tomó el duelo como una prueba para playoffs. Con él en cancha, los Thunder vivían en exclusiva de la gran inspiración de su estrella frente a unos Nuggets que pelearon hasta el final por su supervivencia.

Directo a la leyenda


Danilo Gallinari (34 puntos y 10 rebotes) y Nikola Jokic (23 puntos) mantuvieron a Denver por delante durante gran parte del partido, sabiendo que una derrota les eliminaba matemáticamente, asegurando el 8º puesto del Oeste a los Blazers. A 3 minutos del final, estando 10 arriba, todo apuntaba a que los Nuggets vivirían para contarlo al menos por un día más. Russell Westbrook, pero, tenía otras ideas.

Justo antes, el base había conseguido la 10ª asistencia que certificara su histórico triple-doble, con un pase para el triple de Semaj Christon. A partir de ahí, solo Westbrook anotó por Oklahoma City. 15 puntos en 4 minutos que acercaron a los Thunder al triunfo. Denver se quedaba sin pólvora en los momentos calientes, la que le sobraba a uno de los favoritos al MVP que pudo haber desequilibrado la balanza a su favor en su domingo más mágico.

Un final de gigante


A 2 segundos del final, Westbrook capturaba su decimosexto rebote tras fallo de Nikola Jokic. En aquel momento, Oklahoma City se encontraba dos puntos abajo. Solo había tiempo para un milagro, y Westbrook se encargaría de completarlo. A casi 11 metros de la canasta, recibía la patata caliente de Steven Adams y se jugaba un forzado lanzamiento presionado por Jamal Murray. Por supuesto, tenía que entrar. Triple de puntos y triple de efecto: victoria para OKC, 50 puntos para su cuenta particular y eliminación matemática de los Nuggets.


Varias estrellas de la NBA piden el MVP para Russell Westbrook.


Así pues, Russell Westbrook entraba en la historia no solo como prolífico generador de estadísticas individuales, sino también como ganador. Quizás como mejor ejemplo de ello, Oklahoma City presenta un balance de 33-9 cuando Westbrook logra el triple-doble, por un terrible 12-25 cuando se queda corto. Tras la dramática salida de Kevin Durant en verano, los Thunder volverán a playoffs a hombros de la cara indiscutible de la franquicia.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Matt Barnes estará en playoffs

Los Cavaliers despiden a DeAndre Liggins

Siguiente