Zion cierra la pretemporada con 31 puntos ante los Bucks


Estamos en pretemporada, cierto. Hay que mantener los pies en el suelo, verdad. Pero… ¿pueden ilusionarse los aficionados de New Orleans? Así es.

Zion Williamson anunció poco antes de comenzar los entrenamientos que encaraba la temporada sin restricción de minutos, algo que le frenó en su año de novato. Esa era la noticia, pero aún quedaba demostrarlo sobre el parqué. Y no solo lo está haciendo, sino que cada noche está dejando claro que está preparado no solo para aguantar 30, 35 o quizás 40 minutos, sino para hacerlo mientras su efectividad no decae.

El primer día, ante Miami Heat, fueron 26 puntos y 11 rebotes en 33 minutos. El segundo, con Milwaukee Bucks como rival, ha firmado 31 puntos y 9 rebotes en 34 minutos. La pretemporada del número 1 del draft de 2019, corta por las circunstancias, no responde al modelo de otras estrellas, las cuales simplemente están soltando las piernas. Para Zion se trata de ir acomodando su cuerpo a la exigencia que tendrá en una regular season que en esta ocasión contará con 72 partidos. El jugador franquicia de la organización de Luisiana está jugando justo como desea hacerlo en los partidos oficiales.

Perseguido por las dudas sobre si su cuerpo es apto para soportar la carga física de la NBA, Zion pretende pasar los 27,8 minutos que promedió el curso pasado a algo así como 33, 34, 35… La diferencia parece poca, pero no lo es para alguien que hasta ahora ha vivido su corta carrera con un cronómetro a su espalda que le decía cuando debía dejar de jugar. La campaña pasada fue notable su frustración cuando se veía en el banquillo en los últimos minutos de los partidos. Eso no ocurrirá en la 2020-21, y justo para ello debe estar preparado –hay muchas bocas por callar–.

Hasta ahora la muestra es poca. Son dos partidos de pretemporada en los que la intensidad es menor y en los que los equipos han optado por reservar en parte a sus estrellas (Giannis Antetokounmpo no jugó anoche) y dar oportunidades a un nutrido grupo de jugadores del que bastantes se caerán de cara al inicio de la regular season. Pero aun siendo ese el caso, la realidad es que Zion está respondiendo a gran nivel mientras se muestra feliz por este paso al frente.

“Me encanta jugar tanto tiempo. No puedo enfatizarlo lo suficiente. Es difícil que te digan que solo puedes jugar una cierta cantidad de tiempo a un juego que te encanta. Simplemente apesta. Que el entrenador me hace estar en la cancha 33 minutos, me encanta. No me quejo de eso en absoluto”, comenta.

Van Gundy espera más del equipo

En Luisiana hay satisfacción por el desempeño de Zion, pero ello no esconde que siguen necesitando un importante progreso a nivel colectivo. Stan Van Gundy, quien llegó al equipo asegurando que su mayor preocupación era la defensa, volvió a recalcar anoche tal percepción.

“Todavía tenemos muchos fallos. No estuvimos bien esta noche en la faceta defensiva. Pienso que en el primer cuarto hicimos mucho de lo que queremos hacer. Nos concentramos en cómo queríamos jugar. La defensa de pick and roll fue bastante buena. Luego, durante los últimos tres cuartos, simplemente no estuvimos muy bien en defensa. No hicimos un buen trabajo protegiendo la pintura. Cometimos demasiadas faltas. Esas son cosas que simplemente no pueden suceder. Pero mira, aún es pronto”.

(Fotografía de Chris Graythen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.