Enes Kanter se pega un atracón de comida y abandona el entrenamiento posterior por enfermedad

no hace más que dar titulares. A su dramática situación personal, perseguido por el gobierno de Turquía y temeroso de que su vida corra peligro si viaja a Londres para jugar con los la próxima semana, quiso darle algo de alegría el pívot turco ayer.

Kanter, que solo sale de Estados Unidos para viajar a Canadá, tiene una orden de arresto por parte de Turquía y fue retenido en 2017 en Rumanía, aunque pudo llegar a Estados Unidos. Su oposición clara y directa al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, es la clave de todo este asunto y lo explicamos aquí.

Ayer, sin embargo, Kanter quiso darle alegría a la vida y se pegó un homenaje de comida, un atracón, un día libre de rigores alimentarios. Tras viajar con los Knicks a Los Angeles, Portland y Oakland y ya de regreso a la Gran Manzana, el pívot colgó un vídeo en Twitter donde mostraba el manjar que se iba a comer:  7 hamburguesas consistentes, incluidas tres triples con queso, patatas fritas. Esas cosas.

Kanter, de 26 años, 2,11 metros y 113 kilos, necesita combustible para quemar energía, aunque quizá ayer se sobrepasó, porque según señala el periodista Steve Pooper, el pívot acudió al entrenamiento posterior de los Knicks pero tuvo que abandonar la sesión al sentirse enfermo. No se saben las razones exactas de su dolencia, pero…

Kanter, enviado en septiembre de 2017 a New York desde los Thunder dentro del traspaso que puso a Carmelo Anthony en OKC, acaba contrato este curso, ha perdido presencia en la rotación debido a que los Knicks quieren desarrollar jugadores jóvenes y con futuro en la franquicia y su nombre se ha visto asociado con rumores de traspaso a los Kings, recientemente.

(Fotografía de portada: Abbie Parr/Getty Images)


Apoya a nbamaniacs y consigue acceso a contenido extra varias veces por semana. Aquí te contamos cómo hacerlo.