Klay, Curry y el deseo de ver fallar al prójimo

Tus rachas están muy vistas, Klay

La jornada de Marthin Luther King Jr. 2019 dejó una actuación histórica en lo que a tiro exterior se refiere. Klay Thompson estuvo desatado contra los Lakers, anotando sus 10 primeros triples —igualó un récord NBA— para terminar con 44 puntos en 27 minutos encestando 17 de sus 20 intentos en tiros de campo y 10 de 11 en triples.

Su efectividad fue tal que Thompson terminó con un eFG% (la métrica que mide efectividad en tiros de campo otorgando un valor del 50% más a los tiros de tres puntos que a los de dos) del 110%, algo jamás registrado en la historia de la competición cuando un jugador lanza al menos 15 tiros en un partido. Está claro que el eFG% no es una métrica preparada para soportar estas cosas que les salen a menudo a los Splash Brothers.

Sin embargo, a pesar de todo lo anterior, la audiencia máxima se fue para el otro Splah Brother. Klay Thompson había hecho una burrada, sí, pero como estamos acostumbrados a verle hacer animaladas como meter 37 puntos en un cuarto, 60 tantos en 29 minutos o 14 triples en un partido, pues lo de hoy es una cosa más. Sin novedad en el frente.

Al público ya no le sorprende nada de lo que pueda hacer Thompson, pero en cambio un fallo clamoroso de Stephen Curry sí llama la atención.

En el momento de escribir esta entrada, los vídeos de Klay Thompson y sus 10 triples en alguna de las cuentas de Twitter de medios que cubren la NBA en Estados Unidos o de la propia NBA eran solo uno, el de la propia NBA, el cual contaba con 47.500 reproducciones. De Curry resbalándose y lanzando un airball había vídeos en Bleacher Report, ESPN, Sports Illustrated y TNT sumando 1.754.000 reproducciones.

Sí, es un vídeo de segundos contra uno de menos de un minuto, pero es que ni siquiera hay parangón en la cobertura. Nos gustan los fallos.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



Anterior

Demasiados Warriors, y demasiado Thompson, para estos Lakers

Los 76ers hacen terrenal a Harden y lo mandan a descansar

Siguiente