Adrian Griffin, más estrategia para los Thunder


Los banquillos se van poblando y los huecos se van llenando. Con los puestos de entrenadores principales ya por fin a la orden del día, aquellos que se han quedado en el escaparate moderan perentoriamente sus pretensiones y se van acomodando donde aún quedan sitios en los que acomodarse.

Adrian Griffin sonó como candidato para encargarse de la primera pizarra de los Houston Rockets, y tras que estos se la jugaran al salto sin paracaídas que implica Mike D’Antoni, vuelve al rol que no consigue abandonar por mucho que lo intente: el de entrenador asistente.

El curso pasado también reverberó su nombre para sustituir a Tom Thibodeau como primera espada de los Chicago Bulls tras haber sido su coach auxiliar, pero finalmente las llaves se las dieron a Fred Hoiberg —quizás hoy recularían un poco—.

Paciencia y experiencia

Condenado a su papel en la sombra, informa Marc Stein de ESPN, Griffin se ha resignado y ha alcanzado un acuerdo para ejercer de segundo hombre de los banquillos al servicio de Oklahoma City Thunder y, por lo tanto, de Billy Donovan, cubriendo el hueco dejado por Monty Williams quien se bajó del barco tras el trágico suceso de la muerte de su mujer.

Con éste, ya son cuatro los equipos —Bucks, Bulls y Magics— en los que ha operado del perfecto escudero en la elaboración de la estrategia. De todos modos, a sus 41 años —más que joven— cuenta ya con una dilatada experiencia, y se está curtiendo como pocos en esa fase de aprendizaje en la sombra. Sin lugar a duda, su tiempo de demostrar su valía bajo los focos le terminará llegando más pronto que tarde.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.