Gersson Rosas, el gran rival de Kupchak por la poltrona de los Hornets

El proceso de selección para convertirse en general manager de los Charlotte Hornets, no será un mero trámite para Mitch Kupchak. El ex de los Lakers sigue siendo el mejor posicionado, pero otro nombre empieza a sonar con idéntica fuerza y se coloca a su nivel. Uno de los ejecutivos del equipo del Oeste del momento, los Houston . Es .

Rosas, nacido en Colombia, ocupa actualmente el segundo peldaño ejecutivo en la franquicia tejana. Es decir, tras , su ojo clínico es el más importante. Morey se ha labrado fama de ser un apasionado de la estadística deportiva y de emplearla como punto de partida en su toma de decisiones a la hora de dirigir el equipo con la ofensiva más frenética del momento. Rosas es de esa misma escuela.

Marc Stein, del New York Times, ha sido quien ha anunciado que el bogotano se ha asentado en los últimos días como principal aspirante a comandar una franquicia NBA desde la cima por primera vez en su vida, ante lo cuál ha salido rápidamente Adrian Wojnarowski para recordar que si bien Rosas es candidato, Kupchak mantiene su papel de favorito.

Además del de ellos dos, contamos con algún currículum más. Charlotte, informa Bleacher Report, ha recibido permiso para iniciar contactos con Marc Eversley, ejecutivo de los 76ers, y Adam Simon, de los Heat.

La adaptación de un sueño

Pero centrémonos en el protagonista del post. Rosas aterrizó en los Estados Unidos con la ilusión de llegar a la NBA como jugador, pero al ver que las posibilidades eran escasas, decidió dejar las canchas para situarse tras bambalinas y encargarse de conformar los equipos.

Su primeros pasos los dio en el baloncesto colegial y universitario, donde obtuvo buenos resultados, propiciando su fichaje por el Rio Grande Valley’s, conjunto filial de los Rockets en la G League. Con este equipo logró alzarse con el campeonato en 2009-10.

Esta buena gestión le permitió subir al máximo escalafón en 2010. Por fin en la NBA. Desde entonces no ha parado de ascender hasta llegar al segundo cargo más relevante de la organización, en el que se ha destacado por su brillante capacidad para evaluar talento, tal y como lo dice el mismo Daryl Morey.

“Gersson es uno de los mejores evaluadores y ejecutivos de la NBA. Ha sido clave en nuestros éxitos de estos últimos tiempos y uno de los ejecutivos con crecimiento más rápido de la industria”, dijo Morey cuando nombró al colombiano.

Clave en los fichajes de Harden y Paul

Uno de los principales movimientos que gestionó Rosas fue la llegada de James Harden, que pasó de ser un jugador de rol en Oklahoma a una de las estrellas más importantes en Houston, en donde factura más de 40 millones de dólares al año tras haber quedado segundo en las votaciones al MVP el año pasado.

En esta pretemporada también ha sido el principal culpable del fichaje Chris Paul, como parte de la obsesión de situarse al fin a la altura de los Warriors. Sendos movimientos estos con resultados palmarios. Los Rockets mandan en el Oeste del país.