Greg Monroe jugará en Boston Celtics

Se acabó la incertidumbre sobre el nuevo equipo de . Según informa Adrian Wojnarowski de ESPN, el pívot formado en Georgetown firmará con Boston .

Pese a que en las últimas campañas no ha tenido una actuación destacada, Monroe mantiene un buen cartel en la NBA, tanto como para que nada más conocerse que rescindía su contrato con Phoenix se interesarán por él tanto los verdes como New Orleans Pelicans. Finalmente ha optado por irse con los primeros.

El acuerdo que unirá al pívot a la franquicia de Massachussetts se ha cerrado por un año y 5 millones de dólares; es decir, ni siquiera han tenido que usar la totalidad de los 8,5 millones de los que disponían por la grave lesión de Gordon Hayward.

Los Pelicans por su parte han intentado convencerle ofreciéndoles el puesto de pívot titular en lo que restaba de campaña, pero Monroe ha antepuesto un contrato más lucrativo al tiempo de juego. Cabe recordad que los de Luisiana solo podía darle 2,2 millones de dólares, ya que DeMarcus Cousins se lesionó tras superarse la fecha límite para lograr una excepción por jugador incapacitado.

Puntos en la pintura

Su llegada supone un nuevo empujón a las aspiraciones de Boston, que desde hace tiempo quería mejorar su juego bajo los aros. Aunque su defensa siempre ha estado puesta en entredicho, Monroe aportará sin lugar a dudas en la parcela ofensiva, donde sumará los puntos que hasta ahora no tenían en la pintura. Este mismo curso, pese a contar poco para los Suns, ha atesorado un 62,6% en tiros de campo. Con Al Horford amenazando desde el exterior y Monroe por dentro, los Celtics serán mucho más peligrosos.

Reto para Stevens

Talento le sobra a Monroe, no así concentración para ponerlo en práctica. Arribado a la Liga como número 7 del Draft en 2010, poco tardó en situarse como uno de los referentes de Detroit Pistons. Sin embargo, la aparición de Andre le fue restando protagonismo y sus siguientes aventuras, en Milwaukee Bucks y Phoenix Suns, no sirvieron para que remontase el vuelo. Ahora Brad Stevens tiene ante sí un gran desafío: devolvernos la mejor versión de Monroe. Si lo consigue puede ser un enorme fichaje; no en vano estaba promediando 11,3 puntos, 8 rebotes y 2,5 asistencias en solo 23,3 minutos por noche.

No interfiere con Hayward

Aunque Boston haga uso de la excepción salarial obtenida por la lesión de Hayward, no hay ninguna regla que impida que pueda regresar a las pistas esta misma campaña. En cualquier caso es muy improbable, ya que aunque le vimos lanzando a canasta el pasado 26 de enero en cancha de los Clippers, un médico de la NBA certificó que estaría de baja al menos hasta el 15 de junio.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Cavaliers no renuncian a George Hill

Kevin Love evita el quirófano

Siguiente