Harden deberá pasar varios tests de COVID-19 antes de volver al equipo


El retraso de James Harden a la hora de llegar a Houston ha tenido sus consecuencias. Según informa Tim MacMahon, periodista de ESPN, el hecho de haber tardado tantos días en presentarse en el training camp de los Rockets ha hecho que la NBA obligue al escolta a dar negativo en seis test de COVID-19 antes de incorporarse al mismo, en lugar de los tres que han sido necesarios para el resto de jugadores. Dado que La Barba se sometió el primer test el pasado martes 8 de diciembre, esto implica que no podrá ejercitarse junto a sus compañeros hasta el lunes 14 como mínimo, tres días después de que los texanos disputen su primer partido de pretemporada.

En los últimos días, Harden ha sido visto en Atlanta y en Las Vegas en la fiesta de cumpleaños del artista Lil Baby, evento que viola los protocolos establecidos por la liga. Es escolta, cuyo interés en continuar en los Rockets es nulo ahora mismo, parece decidido a forzar a la franquicia a encontrarle un traspaso, y de hecho durante este periodo no ha estado en contacto con Stephen Silas, su nuevo entrenador, que se ha encontrado con una situación de lo más delicada en sus primeros meses al frente de un banquillo NBA.

En cualquier caso, este periodo de rebeldía del jugador parece haber acabado, al menos por ahora. Está por ver si, una vez reincorporado a la disciplina de los Rockets, el escolta sigue tensando la cuerda para tratar de salir cuanto antes o si acepta seguir jugando con normalidad a la espera de un acuerdo que se antoja inevitable.

(Fotografía de portada: Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.