Kristaps Porzingis está frustrado por su rol en los Mavericks


Los Dallas Mavericks les pusieron las cosas muy difíciles a Los Angeles Clippers antes de hincar la rodilla ante ellos en primera ronda de playoffs por segundo año consecutivo. Los de Texas no pudieron culminar la gesta en el séptimo partido a pesar de otra gran actuación de Luka Doncic.

La irrupción del esloveno ha empujado a la franquicia a quemar etapas antes de lo previsto y es evidente que su presencia exige de mejores complementos a su alrededor. Así, el verano se presenta bastante movido en Dallas, donde esperan muchos frentes abiertos. El principal, quizá, apunta directamente a la figura de Kristaps Porzingis.

El interior letón ha sido uno de los grandes señalados por su pobre producción a lo largo de los siete partidos. El jugador cerró la eliminatoria con unos números de 13,1 puntos y 5,4 rebotes, limitándose su papel final al de un mero tirador. El año pasado promedió diez tantos más (23,7) antes de que una lesión lo dejara fuera de juego en los últimos tres duelos de la serie contra los Clippers.

Según el medio ESPN, Porzingis se ha sentido muy frustrado a lo largo del curso por toda la atención y balón que absorbe Doncic. El ala-pívot ha hecho varias declaraciones con anterioridad tras los encuentros en los que apelaba a “una mayor circulación” cuando su cuenta personal de puntos era alta o a “un poco involucramiento” en aquellos momentos de baja anotación. Se ve que, dentro del esquema actual, una plena convivencia de ambos se presenta complicada.

El propio Porzingis fue preguntado tras el Game 7 contra los Clippers sobre cómo encaja en el futuro de los Mavericks. “Buena pregunta”, declaró el interior. “¿Cómo me siento? Quiero decir, estoy bien. Traté de esforzarme y trabajar duro. Hago mi parte, lo que me piden los entrenadores y eso es todo. Trato de concentrarme en lo que puedo controlar. Quiero mejorar físicamente y en la cancha. Voy a poner todo mi esfuerzo en mejorar y, lo demás, se resolverá por sí solo.”

Cuando los Mavericks cerraron el traspaso por Porzingis en febrero de 2019, la franquicia se relamía ante la oportunidad que se les presentaba de acompañar a Doncic de otra gran estrella. Sin embargo, los aparentes problemas de química, el gran ascenso de Luka y las lesiones parecen haber apartado a Porzingis del camino hacia el éxito.

Al letón le restan tres años más de contrato por una cantidad aproximada de 101 millones de dólares. Un acuerdo visto en la NBA con un valor negativo y muy difícil de mover si, finalmente, los Mavericks deciden traspasarlo.

(Fotografía de portada de Kevork Djansezian/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.