Cleveland se echa a un lado y David Nwaba queda libre


Su regreso a Cleveland todavía es una opción

De los equipos más difíciles de descifrar y calibrar estos Cleveland Cavaliers, a cuyo rumbo es casi imposible establecerle unas coordenadas.

Reponerte de la marcha de tu equipo de LeBron James no es sencillo (dos veces ya, ni os cuento). De absoluto contender a farolillo rojo de la competición en una sola temporada. Y es que excepto para LeBron, los Cavs siempre han sido un mercado pequeño y de los menos sugerentes de la NBA. A James le unieron las raíces, a Kirye Irving el Draft, y a Kevin Love el traspaso por Andrew Wiggins. Cuando estos casos aislados no se dan, son pocos, muy pocos, los que quieren poner rumbo a la ciudad de Ohio.

Por ello, la labor del general manager y sus asesores es tan importante en franquicias como esta, aunque durante el proceso de configurar un equipo sólido se den (o parezca que se dan) numerosos palos de ciego. El primer movimiento de importancia de este verano fue la selección en el Draft, con el pick 5, de Darius Garland, por lo que ya tenemos overbooking de bases y problemas de compatibilidad: pues Garland se suma a Collin Sexton y Jordan Clarkson en, precisamente, la posición que parecía ya más apuntalada.

Su segundo paso ha sido el de no extender su oferta cualificada por 1,9 millones de dólares a David Nwaba, informa Chris Fedor de Cleveland.com; de lo poco con lo que contaban en el puesto de guard/forward a un precio, además, bastante asequible (están, por ahora, Nik Stauskas y Cedi Osman además de la gran inversión en Kevin Porter Jr., mientras buscan como locos el traspaso de J.R. Smith).

Negociaciones abiertas

No obstante, esto no significa un adiós definitivo. Señalan las fuentes que Koby Altman, GM, está contento con la temporada que viene de realizar Nwaba, y consideraría que las aptitudes defensivas del jugador aún podrían tener un hueco en su equipo, por lo que no conviene descartar un nuevo contrato de carácter multianual. Eso sí, ya tendrá que negociarlo en pie de igualdad junto con las franquicias de las otras 29 que pudiesen estar interesadas en hacerse con él.

Nwaba, que ya se ha hecho con un rol estable tras surgir como de la nada de la G League, viene de jugar con los Cavs 51 partidos (14 de titular) y promediando 6,5 puntos y 3,2 rebotes en 19,3 minutos. A sus 26 años es una pieza más que apetecible para casi cualquier rotación.

(Fotografía de portada de Jason Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.