Los Knicks no acaban de decidirse por Lonzo Ball para el puesto de base


Cada vez que llega la offseason, la agenda de fichajes de los New York Knicks está entre las más cacareadas de la liga. La franquicia afronta este verano uno de los mercados más estimulantes de los últimos años después de protagonizar una ilusionante temporada bajo el brazo de Tom Thibodeau. Los rumores son algo inherente a la organización dirigida por Leon Rose, pero el jugador que más ruido ha generado en el entorno de los Knicks este año ha sido Lonzo Ball. Primero como objeto de deseo vía traspaso y ahora encarando la agencia libre en la que saldrá al mercado con restricción.

Fuentes internas apuntan a que la gerencia estaría buscando un base que no absorbiese mucho balón dada la naturaleza de RJ Barret y Julius Randle. En esos planes, Lonzo encajaba perfectamente, siendo un jugador que por perfil y edad se acopla fácilmente al proyecto. Sin embargo, las últimas informaciones apuntan a que hay cierto controversia en la dirección de los Knicks a la hora de apostar por Lonzo como el próximo base titular de la legendaria entidad. Ian Begley, periodista cercano al entorno del equipo, se hacía eco de ello para SportsNet New York. “No hay consenso por Ball entre las personas que toman las decisiones” asegura Begley.

Los de Nueva York manejan una cantidad aproximada de 50 millones de dólares en espacio salarial para la temporada que viene. Una cifra que les deja hueco para abordar una gran operación en la agencia libre a pesar de tener que tomar decisiones con respecto a los jugadores que finalizan contrato o a la inminente renovación de Randle. Incluso ha llegado a sonar Chris Paul, pero lo más seguro es que este acabe quedándose en los Suns.

Lonzo acaba de rechazar los 14 millones de dólares de la opción cualificada que le ofrecían los Pelicans, y se espera que opte a una cifra cercana a los 20 millones en un contrato multianual. En caso de que esta opción no terminase de cuajar, los ojos están puestos en Miami. En los Heat, Duncan Robinson y Kendrick Nunn serán también agentes libres restringidos, obligando a los de Pat Riley a igualar ofertas si quieren mantenerles mientras buscan hacerse con otro de los grandes agentes libres que saldrán al mercado próximamente. Esto abre una ventana de oportunidad a los Knicks, que estarían dispuestos a pujar por ambos y variar sus planes en consecuencias. Devonte’ Graham también ha empezado a asociarse con la franquicia en las últimas horas.

(Fotografía de portada de Justin Ford/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.