Los ocho equipos ausentes en la burbuja tendrán un training camp en septiembre-octubre


Ya hay ‘solución’ para los ocho equipos que llevan de vacaciones desde el 11 de marzo, día que se suspendió la NBA por la pandemia de coronavirus. Tal y como se veía rumoreando en las últimas fechas, la fórmula elegida para que estos conjuntos puedan trabajar antes de la temporada 2020/21 (sin fecha de inicio) es la de concentraciones privadas de cada uno de ellos en sus respectivas ciudades; es decir, se desecha por completo la opción de una segunda burbuja en Chicago.

Lo cierto es que la posibilidad de reunir a los ocho equipos en una sola sede estaba casi descartada. Las propias franquicias, en este caso Golden State Warriors, Cleveland Cavaliers, Minnesota Timberwolves, Atlanta Hawks, Detroit Pistons, New York Knicks, Chicago Bulls y Charlotte Hornets, habían mostrado dudas sobre la seguridad existente en una segunda burbuja mientras que algunas, caso de los Warriors, habían dicho ‘no’ a enviar sus mejores jugadores a la misma.

Ante tal situación, desde los equipos involucrados se había empezado a dar forma a la posibilidad de sustituir el verse todos en una ubicación porque cada uno crease su propio espacio hermético para trabajar en grupo. Según informa Shams Charania de The Athletic, es justo esto último lo que se ha acordado entre la NBA y la NBPA (Sindicato de Jugadores).

Según el citado periodista, el training camp de cada equipo sería de carácter voluntario para los jugadores y se extendería del 14 de septiembre al 6 de octubre en dos fases diferenciadas. En la primera, del 14 al 20 de septiembre, se realizarán las pruebas de coronavirus mientras los jugadores se ejercitan individualmente. En la segunda, del 20 de septiembre al 6 de octubre, tendrán lugar los entrenamientos grupales. Respecto a cómo serán estos, se ha discutido que los partidos de entrenamiento de cinco contra cinco queden limitados a una hora por día.

¿Es suficiente? Quizás no, pero menos es nada. Los ocho equipos no invitados a Disney World llevan tiempo clamando por lo que entienden es un gran perjuicio para su futuro, ya que ven una enorme desventaja competitiva en el hecho de estar parados durante tantos meses mientras otros conjuntos (22) siguen jugando y por tanto desarrollando a sus jóvenes talentos. Para ser exactos, y si la próxima campaña comienza en diciembre, acumularían nueve meses sin jugar un partido contra otro equipo. No es el desenlace ideal, pero al menos les permitirá trabajar en grupo antes de que de inicio el próximo curso.

(Fotografía de Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.