Dell Demps y los Pelicans separan sus caminos de mutuo acuerdo

Danny Ferry es el elegido como general manager interino por New Orleans

Los propietarios de New Orleans y Dell Demps han acordado de mutuo acuerdo que este último deje de ser general manager de la franquicia de Luisiana; tal y como adelantaba en exclusiva Adrian Wojnarowski para ESPN.

Demps, quien llevaba nueve años al frente de la dirección deportiva de los Pelicans, es la primera víctima laboral tras el affaire con Anthony Davis. El ala-pívot solicitó su traspaso el pasado 28 de enero pero Demps no aceptó ninguna de las propuestas recibidas —Knicks y Lakers entre ellos— por el jugador y el mercado de traspasos cerró 7 de febrero.

La situación ha desembocado en una época de inestabilidad en los Pelicans afectando a jugadores, entrenadores y directiva, lo cual, en última instancia, ha desembocado en esta complicada decisión que inicia una nueva era en los Pelicans. De acuerdo a la información de ESPN, la idea de la franquicia es contratar a un nuevo ejecutivo de prestigio que asuma la tarea de transformar al equipo y ejecutar el traspaso de Davis. Los propietarios mantendrán su idea de no traspasar a Davis a uno de sus destinos preferidos en caso de que las propuestas recibidas no tengan buena recepción en el seno del conjunto de Luisiana.

Woj pudo añadir quedos candidatos a suplir el rol que desempeñaba Demps de manera interina son Danny Ferry, ex de Atlanta y ahora asistente de la gerencia en New Orleans, y David Booth, otro directivo que reportaba a Demps como asistente del general manager.

La patata caliente

El no traspaso de Davis hizo que los Pelicans se planteasen la opción de que el jugador no volviese a saltar a la pista esta temporada, pero finalmente se optó por que Davis continuase jugando, aunque con los minutos reducidos. Ello no ha evitado que durante la jornada del jueves Davis se lesionase y abandonase el pabellón antes de terminar el partido, algo que ha enfadado a los propietarios según ESPN. El nuevo general manager tendrá responsabilidad directa en lo que ocurra con Davis a partir de que asuma el cargo.

Anthony Davis todavía posee un año más con contrato en vigor —no será agente libre hasta 2020—, por lo que en New Orleans hay relativa calma a la hora de negociar la sonada salida de su jugador franquicia. En cualquier caso, todo lo que no fuera una salida de Davis el próximo verano supondría una sorpresa mayúscula. Quizá con Boston Celtics ya en la ecuación, aunque no es uno de los destinos preferidos por el jugador, los Pelicans sí se decidan a soltar amarras con el mejor jugador de su historia.

Durante el pasado mercado los Celtics no pudieron intervenir debido a la imposibilidad de incorporar a Davis (que posee un contrato designated player de novato) hasta que puedan renovar a Kyrie Irving el próximo mes de julio. Una vez llegue el verano podrán pelear con las mismas armas que cualquier otra organización para conseguir a Davis y se prevé que tengan un papel muy importante en las negociaciones; de otra manera, New Orleans habría ejecutado ya un traspaso con otro interlocutor antes del cierre del mercado, el pasado 7 de febrero. La gran sensación en la liga es que los Pelicans estaban esperando a Boston de manera bastante clara; lo que está por ver es si la nueva dirección deportiva que aterrice en la franquicia mantiene esa sensación de preferencia.

Demps en New Orleans

Investido como general manager en Luisiana en julio de 2010, Dell Demps deja un legado más turbio que cristalino en los Pelicans. Su mayor trofeo al aparato fue, qué duda cabe, la elección del propio Anthony Davis como número 1 del Draft en 2012. El ala-pívot dejará la organización, cuando sea, como mejor jugador histórico.

En sus principales debes también aparece Davis, pues el mayor lastre que siempre le perseguirá es no haber sabido armar un equipo competitivo para un jugador de semejante calado. Tampoco olvidan en New Orleans la marcha de Chris Paul en 2011, que, tras un veto a su salida a los Lakers, partió a los Clippers a cambio de Eric Gordon, Al Farouq Aminu, Chris Kaman y una futura primera ronda del Draft que terminó siendo Austin Rivers.

Durante la gerencia de Demps, los Pelicans alcanzaron los playoffs en tres ocasiones (de nueve intentos) estableciendo su marca personal en las semifinales de conferencia pisadas, una vez, el pasado curso.

Su relación con David Stern

Célebre será el recuerdo de Dell Demps como un gestor “malísimo, que puede perder a Anthony Davis (algo que finalmente ocurrió), como pudo reconocer hace tiempo David Stern, antigo comisionado de la competición”.

La relación entre ambos viene de lejos pues Stern era algo así como propietario de facto de los New Orleans Hornets (después Pelicans) durante el traspaso de Chris Paul a los Clippers. Recordemos que antes de esa salida rumbo a los Clippers, Paul iba a ser movido a los Lakers pero la liga, el propio Stern, vetaron aquel movimiento. “Había acordado (Demps) mandar a Paul a los Lakers a cambio de Kevin Martin, Luis Scola y no sé qué más y yo dije que podíamos hacerlo mejor que eso”, podía reconocer el propio Stern. La realidad de entonces era que la NBA era propietaria y supervisora de los Pelicans, y de su salud institucional, hasta que se pudiera encontrar una propiedad fiable para la franquicia. Así que dado que a Stern le pareció un trato desfavorable por Chris Paul, se vio obligado a vetar aquel traspaso.

La posición de Gentry

Y tras la marcha de Demps queda el interrogante de qué ocurrirá con Alvin Gentry, entrenador jefe de los Pelicans. Según pudo hacerse eco Scott Kushner para el New Orleans Advocate, Gentry está en una buena posición respecto a lo que piensa de él la propiedad de la franquicia. No obstante, aunque el técnico firmó una extensión de contrato hace algunos meses, cualquier decisión que afecte al banquillo estará sujeta a lo que el nuevo director de operaciones tenga a bien ejecutar.

Ferry, GM interino

Como hemos explicado, varios han sido los motivos que han llevado a New Orleans al despido de Demps. La franquicia de Luisiana quiere un nuevo comienzo y ese pasará por el traspaso de Davis en verano. Será entonces, con una nueva temporada en ciernes, cuando conozcamos el nombre del nuevo general manager del equipo de cara al futuro. Por ahora, los Pelicans confiarán en Danny Ferry como GM interino para el resto de la temporada.

Según informa Adrian Wojnarowski de ESPN, aún se están cerrando los detalles del acuerdo con el que hasta ahora era consultor del equipo. Ferry ha trabajado anteriormente como general manager en Atlanta Hawks y Cleveland Cavaliers.

Paralelamente a este información, Marc Stein de The New York Times pone otros dos nombres sobre la mesa: David Griffin y Mike Zarren. Según el mencionado periodista, son dos ejecutivos que han surgido en los círculos de la NBA para hacerse con el puesto a largo plazo. Griffin fue general manager de Cleveland Cavaliers y Phoenix Suns, mientras que Zarren fue directivo en Boston Celtics.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



Anterior

Desoladoras perspectivas: los Lakers (muy) fuera de playoffs

Pippen sobre LeBron James: “No es ni lo que fue Kobe como jugador”

Siguiente