Los Spurs intentan deshacerse de Pau Gasol

Un matrimonio que nunca ha sido lo que se esperó pudiera llegar a ser; y San Antonio han tenido los ingredientes ideales en el instante inadecuado: la edad ha hecho mella como nunca antes en el jugador español.

El combo Aldridge–Gasol, que hubiese ocasionado destrozos hace ocho años, ha cogido al primero aún en su prime pero al segundo cerca de ser incluido en los libros de Historia del colegio. Los dos primeros años en Texas, Pau logró salvarlos gracias unos fundamentos que no entienden de edad, pero los que incluso quedaban insuficientes llegada, especialmente, la hora de los playoffs.

Este curso, tras una lesión difícil, ya apenas ni eso. Ser dado de alta no le ha devuelto a su estatus anterior en la rotación –en beneficio de Jokob Poeltl–, combinando partidos de pocos minutos con otros prácticamente en blanco. Hasta el momento han sido 24 encuentros disputados, 6 titularidades y 4,5 puntos, 4,9 rebotes y 1,9 asistencias en 13 minutos de promedio.

Fuentes de Sporting News indican que un general manager de la Liga ha afirmado que R.C. Buford estaría haciendo lo (im)posible por sacar a Gasol y su cuantiosa ficha (16 millones para este curso, otros 16 de los cuales 6,7 son garantizados para el próximo) en un traspaso que ponga fin a su relación.

Con baloncesto por delante

El pasado 15 de noviembre, Pau (38 años) aseguraba en declaraciones que no pensaba considerar la retirada hasta, como muy pronto, 2020, con el objetivo de alargarla, a ser posible, hasta 2022. Entre sus objetivos también está el disputar el Mundial de 2019.

(Fotografía de portada de Patrick Smith/Getty Images)