Los Warriors temen lo peor con la lesión de Kevin Durant

Creen que se confirmará la ruptura del tendón de Aquiles

Los Golden State temen lo peor con . Según han podido saber el diario San Francisco Chronicle y ESPN, en la Bahía esperan (que no desean) el peor de los resultados, que podrán conocerse este mismo martes después de que el jugador sea sometido a los pertinentes chequeos médicos.

En los Warriors temen que el presagio de lesión de máxima gravedad vaya a hacerse realidad; o sea, que KD sufra una rotura del tendón de Aquiles.

Esta dolencia es una de las más graves en el mundo del deporte. Sus consecuencias pueden suponer desde unos meses de baja hasta una temporada completa de hastío. Antecedentes como los de Kobe Bryant (lesionado en abril de 2013) o DeMarcus Cousins (febrero 2018) auguran consecuencias de lo más funestas para Kevin Durant si se confirma la ruptura de Aquiles.

En el caso de Kobe, tres temporadas siguieron a su grave lesión y en ninguna de ellas pudo disputar la mayor parte de los partidos (6, 35 y 66 encuentros atendidos en su última campaña en activo). Con Cousins, su físico no ha podido retomar la actividad plena que sí acostumbraba antes de la lesión; y su rendimiento también se ha visto resentido.

Dolencia terrorífica donde las haya si fuera el Aquiles, Kevin Durant podría ver mermadas sus capacidades para el resto de su carrera, aunque se desconoce hasta qué punto.

KD se someterá a una resonancia y demás exámenes médicos en la ciudad de New York y no en San Francisco, como pudo informar The Athletic. Dicho test será este martes y a lo largo de la tarde (noche en Europa) se puede conocer el alcance definitivo de la grave lesión de Kevin Durant.

En Golden State esperan lo peor y parece que ese temido diagnóstico es el que más posibilidades tiene de hacerse realidad.

(Fotografía de portada: Claus Andersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.


Anterior

Marvin Williams ejerce su opción de jugador para seguir en Charlotte