¿Es Miami el ‘plan B’ de Blake Griffin?

Mucho se habla de la decisión que pueda tomar Chris Paul respecto a su futuro, pero lo cierto es que los tienen abierto otro frente que puede ponerles igualmente en jaque: .

El ala-pívot de 28 años tiene la oportunidad de ser agente libre si rechaza la opción de jugador que tiene por 21,3 millones de dólares, algo que se da prácticamente por hecho y que podría llevarle a firmar un contrato de 5 años y 175 millones –máximo salarial– con Los Angeles Clippers. Esto sería lo más lógico, pero no es seguro.

A falta de conocer qué le ofrecen en California y si se mantendría el Big Three que forma actualmente con el mencionado CP3 y DeAndre Jordan, Griffin podría barajar otras opciones de cara a cambiar de aires.

Es justo aquí donde entraría Miami . Aunque por el momento se desconoce si los de Florida estarían interesados en ir a por él, un excompañero de Griffin, exactamente , señala que en caso de que no se concretase su continuidad en Clippers, Miami sería la alternativa más clara.

“Es el único caso factible si quieres decir: ‘Oye, sabes qué, quiero ser el tipo sobre el que gire el equipo”, explica en declaraciones a Sun-Sentinel antes de descartar tajantemente otros posibles destinos para el ala-pívot.

“¿Se trata de dónde quieres vivir? Él está en L.A., un sitio que le encanta. Miami también es un buen lugar, por tanto es comprensible. Además, Pat Riley alcanzaría los playoffs con él. Si eres Blake Griffin no vas a ir a Dallas ni a Houston. ¿New York Knicks? Tampoco iría allí”.

¿Y Boston?

Isaiah Thomas señaló hace días que quería que el equipo se reforzase en la agencia libre, y desde CSN New England aseguraron que los Celtics irían tras un jugador de frontcourt. En ese escenario, y dado que se buscaría un All-Star, la opción de Griffin encajaría a la perfección; más teniendo en cuenta que uno de los mayores problemas del equipo en los playoffs se ha encontrado en el juego interior.

Renunciando a millones

Si Griffin está convencido de que no puede ser campeón con su actual equipo, probarse en un nuevo escenario, y siendo además el jugador franquicia, puede tener sentido; sin embargo, hay que tener en cuenta que en ese caso lo máximo que podría firmar sería 130 millones de dólares por 4 años, por lo que estaría perdiendo nada menos que 45 millones de dólares. ¿Estaría dispuesto a tal renuncia?


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Steve Kerr descarta, por ahora, su regreso para las Finales

A Doug McDermott le gusta Oklahoma

Siguiente