Nadie se mueve por Jimmy Butler

Los días de Jimmy Butler en Minnesota no parecen estar cerca de llegar a su fin. Según las últimas informaciones de Shams Charania, de The Athletic, las conversaciones para el posible traspaso del alero están bastante inactivas, ya que ninguna franquicia está dispuesta a satisfacer las demandas de Thibodeau. Tras el fracaso de las negociaciones con los Heat, todo apunta a que la situación está ahora mismo estancada.

No obstante, el deseo de Butler sigue siendo salir cuanto antes. De hecho, esta misma semana se ha reunido con Glen Taylor, propietario de la franquicia, quien le prometió que los Timberwolves seguirían buscando un traspaso. A cambio, el alero se comprometió a jugar con el equipo dando su 100% sobre la pista y a no causar más problemas. Así lo hizo el miércoles en el debut ante los Spurs, donde anotó 23 puntos y capturó 7 rebotes que no sirvieron para impedir la derrota por 112-108.

El propio Butler ha reconocido este acuerdo en sus declaraciones: “Lo que tenga que pasar, pasará” afirmó, “pero yo no puedo hacer nada al respecto. Mientras tanto, voy a seguir ayudando al equipo a ganar partidos” aseguró. El alero volverá a jugar esta noche ante los Cleveland Cavaliers, en el que será su primer encuentro en el Target Center desde su solicitud de salida de los Wolves. Veremos cómo le recibe el público de Minneapolis tras toda la polémica, aunque Butler ya se ha encargado de caldear el ambiente animando al público a abuchearle.

Con todo, la situación parece cada vez más complicada, pues es lógico suponer que cuanto más tiempo pase y más cerca esté la agencia libre menos ofertas llegarán por el ex de los Bulls. Salvo que Thibodeau cambie sorprendentemente de opinión, el traspaso sigue antojándose complicado. Habrá que ver si Butler, que ya ha demostrado su capacidad para crear un clima hostil, es capaz de contenerse si el tiempo sigue pasando sin novedades.