New Orleans entra en la carrera por hacerse con Kyle Lowry


Kyle Lowry, ‘el deseado’. Así podemos llamar al que lleva tantos años siendo jugador de los Toronto Raptors. El base, quien en cuestión de días podrá elegir su futuro con total libertad en la agencia libre, ha despertado el interés de numerosos equipos que lo ven como la pieza idónea para dar un paso al frente en sus aspiraciones. Miami y Philadelphia lo quisieron antes del cierre del último mercado de traspasos. Lakers lleva tiempo al acecho. Los Knicks lo ven como una opción interesante. Y por si parecen pocos pretendientes, ahora se suman los Pelicans.

Según informa Marc Stein de The New York Times, hay un interés creciente por parte de New Orleans por hacerse con los servicios de Kyle Lowry, lo cual les llevaría a entrar en una disputa con otras franquicias que también desean sumarlo a sus plantillas.

El encaje del base All-Star en la organización de Luisiana es obvio. Tras dos campañas sin ser capaces de alcanzar los playoffs con Zion Williamson como estrella, necesitan dar un paso certero para que no se conviertan en tres, algo que podría hacer dudar a su joven talento del proyecto y de la idoneidad de continuar involucrado en el mismo. Con Anthony Davis ta vivieron años convulsos por la falta de resultados deportivos. Quieren evitar que se repita.

Lo cierto es que la mejora en el puesto de point guard se antoja necesaria. En la temporada 2020-21 contaron con Eric Bledsoe como titular en el mismo y el resultado no fue demasiado bueno. No se trata de cargar las culpas únicamente sobre él, pero viendo la dinámica de juego del conjunto, su aportación no puede ser calificada como una ayuda. En la oficina de los Pelicans también lo ven así, y es que según informa The Athletic están intentando deshacerse tanto de su contrato como de el de Steven Adams.

El plan parece claro, pero no se antoja sencillo. Bledsoe debe cobrar 18,1 millones de dólares por la campaña 2021-22, mientras que a Steven Adams le restan dos años por un total de 35 millones de dólares. Ninguno tiene en estos momentos de una consideración tan elevada como para que algún equipo se lance a por ellos. Los más probable es que New Orleans deba añadir algún edulcorante al paquete de salida para que otro equipo los acepte. El número 10 del draft de 2021 podría ser uno de los activos que entren en juego.

Nueva etapa

New Orleans quiere hacer una especie de borrón y cuenta nueva, pero manteniendo algunos pilares en pie. El entrenador que debía dirigir el proyecto, Stan Van Gundy, fue despedido solo un año después de llegar para dar paso a Willie Green, quien vivirá su primera experiencia como head coach con la necesidad de resultados inmediatos. Al cambio en el banquillo se suma un giro de timón en la planificación del roster. No hace ni un año, exactamente en noviembre de 2020, la gerencia decidía firmar a Steven Adams una extensión de dos cursos y 35 millones de dólares, justo el contrato del que ahora quieren deshacerse… Han cometido errores, es cierto, pero ahora quieren rectificar. ¿Lo conseguirán?

(Fotografía de Rich Schultz/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.