Riley llama “hijo de puta” a Thibs por su avaricia con Butler


La sangre no ha llegado al río pero comienza a acumularse en la boca. La actitud avariciosa de los Minnesota Timberwolves (o de su técnico, mejor dicho) en el artificioso traspaso de Jimmy Butler, ha provocado que incluso el Gangster más gentleman de los despachos pierda los papeles y también la elegancia.

El acuerdo era un hecho. Los Wolves daban a Butler y recibían a cambio a Josh Richardson, Dion Waiters y una ronda del Draft. Tan cerrado estaba que ambas franquicias llegaron a intercambiar los informes médicos de los jugadores involucrados. Y entonces, cuando traditio y apretón de manos eran lo único que impedía hacerlo oficial, Tom Thibodeau intentó un último giro de tuerca.

Quizá se imaginó saliendo triunfal, como Kevin Costner en Draftday, y sin embargó se llevó algo más que aquel cariñoso ‘hijo de perra zampatortitas‘.

Pat Riley está acostumbrado a jugar, no a que sea con él con quien jueguen. Él es quien se repeina el pelo hacia atrás, él es el titiritero y él es, en literal, el señor de los anillos. Así pues, no compró a Thibs aquello de “vivimos en un futuro distinto al de hace 30 segundos” e hizo algo que solo Riley, desde su roca dominante, puede hacer. Llamar ‘hijo de puta’ a su interlocutor, desde las entrañas, y colgar el teléfono.

Tiempo agotado

Así sucedió y así lo asevera Jorge Sedano, de ESPN. Thibs, con los flecos ya peinados, quiso exigir de últimas otra ronda del Draft adicional, y Riley no se anduvo con chiquitas, dejándole con el molde, sin acuerdo y dos pares de narices.

De aquellos polvos estos lodos. Butler sigue sin destino y consecuencia de ello, éste ha convertido el vestuario de los Wolves en un polvorín. La temporada arranca en cuatro días, por lo que esta telenovela, de un modo u otro, exige su inaplazable final.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.