Shabazz Muhammad pide salir de Minnesota

Demasiado ha tardado en alzar la voz. cometió un error grave el pasado verano: permanecer en los Minnesota . A pesar de las múltiples llegadas de piezas más (mucho más) contrastadas que él —Butler, Crawford, Gibson, Teague— confió en sus posibilidades.

Se rumoreó que el forward buscó una oferta de veinte millones anuales, y que al no encontrarla aceptó la limosna lobuna. Previamente, había rechazado una oferta de ampliación de su actual franquicia por cuatro años y 40 millones. Ridícula, a todas luces (tuvo que pensar) analizando los chistes financieros de su entorno (Noah, Mozgov, Deng, Parsons, Mahinmi, Asik, etc, etc.).

No obstante, firmar una sola temporada por un salario bastante superior a los 1,6 millones de dólares —el mínimo salarial— que cobra actualmente, no hubiera significado ningún reto para Muhammad. Así que los Wolves debieron usar la única baza de seducción a su disposición: minutos; muchos minutos. Un rol importante en un equipo, por fin, con aspiraciones. Y mintieron. Mintieron descaradamente.

Fuera de la rotación

En su quinto año en la Liga, Bazz juega menos que nunca. Bueno, esto no es del todo correcto. En realidad juega 1,8 minutos más que en su curso de novato. Por entonces 7,6 minutos por partido, ahora disfruta de 9,8.

Nada que ver con los 22,8 de su segundo año, los 20,5 de su tercero o incluso los 19,4 de su cuarto. Pero el decrescendo ha sufrido una caída tan abrupta desde octubre que la situación se ha vuelto insostenible.

Muhammad no cuenta para Tom Thiboddeau, es evidente. El alero, cuando no juega poco, directamente no juega. En 25 de los 56 partidos que llevan a sus espaldas los Wolves esta temporada, ni se ha quitado el chándal.

Reunión privada con Glen Taylor

De todo esto que el jugador, informa Adrian Wojnarowski para ESPN, haya rogado por su traspaso antes del deadline del 8 de febrero. Las normas de la Líga prohíben expresamente que jugador o agentes hagan público cualquier deseo de ser traspasados, pero eso es compatible con reuniones privadas con las direcciones deportivas y plantear en ellas la petición.

A sus 25 años, con sus mejores años todavía por delante y consciente de que sus primeros playoffs podría pasarlos animando como un simple aficionado más desde un lateral, el pick 14 del Draft 2013 quiere, necesita, salir.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Nikola Mirotic debuta en los Pelicans con doble-doble

Joel Embiid juega el primer ‘back-to-back’ de su carrera

Siguiente