Varios general managers admiten “estar muy preocupados” por el plan de reanudación


Los general managers de la NBA no han podido esconder su preocupación sobre el plan de regreso que la competición ha puesto en marcha. Especialmente ahora que han aparecido los primeros positivos por COVID-19 tras el inicio de los test masivos a los jugadores.

Esta situación ha despertado un gran temor entre directivos y propietarios. No solo por el extenso aislamientos en el que los jugadores estarán sumidos a partir de mediados de julio, sino también por el terrible daño que la liga podría sufrir si se confirman numerosos positivos y todo se viene abajo. Tanto a corto como a largo plazo.

“Si los casos siguen aumentando en Florida, es inevitable que algo suceda”, declaró un ejecutivo anónimo a The Athletic. “Estoy realmente muy preocupado por el panorama general de la liga”

Pese a la confianza general en Adam Silver y el documento de 113 páginas sobre el protocolo de salud y seguridad a seguir, otros gerentes han expresado sus dudas al respecto de los riesgos físicos y el desafío de salud mental que este entorno sin precedentes presentará a los jugadores y personal del equipo. Todo ello antes de que se confirmara el positivo de Nikola Jokic en el día de ayer. “Si todo va bien será recordado a lo largo de la historia. ‘Oye, ¿recuerdas la burbuja’?. Será algo especial si podemos lograrlo. Pero si sucede algo nos preguntaremos entonces si mereció la pena”, expresó otro general manager.

No obstante, esta postura más prudencial y pesimista no es compartida por todos. Uno en particular citó que la tasa de mortalidad entre los pacientes con coronavirus ha descendido y opina que “una vez todos estén en Disney World no habrá ningún riesgo gracias a todas las precauciones que está tomando la NBA en términos de seguridad.”

La presión sobre los general managers será enorme pues representarán el mayor rango de jerarquía dentro de las franquicias, ya que no se espera que los propietarios viajen a Orlando. Así, muchos han reconocido que se sienten personalmente responsables de la seguridad de sus respectivos equipos. Mientras, la NBA está tratando de llevar a cabo esta gran empresa en pos de una gran ganancia económica y un empuje reputacional de su marca.

“Me siento incómodo. Y me pregunto si alguien no lo está”, explicó otro ejecutivo. “Sentimos mucha incertidumbre. Sé que se están tomando todas las medidas adecuadas, pero todavía desconocemos cómo será todo cuando ya estemos allí. Tú sabes y yo sé por qué estamos jugando. Por el dinero. Si no fuera así, ¿realmente crees que estaríamos jugando? Lo entiendo y lo apoyo. Estoy dentro. Pero con muchas dudas.”

Desde The Athletic también enumeraron varias situaciones en concreto que preocupan más profundamente a los directivos de las franquicias. Entre ellas destacan el riesgo que suponen los propios empleados de Disney World, el impacto que pueda tener el hecho de que a los jugadores no se les permita estar acompañados de familiares y amigos hasta después de la primera ronda de los playoffs o el plan de actuación en caso de registrarse un positivo.

(Fotografía de portada de Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.