Warriors, a gusto con el protagonismo robado de LeBron James

Era la primera sensación que el periodista Marc J. Spears (ESPN) anotaba en sus apuntes —véase perfil de Twitter— tras ser testigo de excepción del media day de los Golden State . El equipo tres veces campeón en los últimos cuatro años está encantado con el protagonismo que LeBron James y los Lakers le están robando en la Conferencia Oeste en este inicio de pre-curso. A menos focos, presión simplificada y mayor comodidad competitiva; aunque la tensión por ganar a estas alturas no sería un dolor de encías para Stephen Curry, y el resto de la cuadrilla.

“Se les ve más vivos y descansados que en los últimos dos años. Golden State tampoco tienen un partido de pretemporada fuera del huso horario del Pacífico. Shaun Livingston dijo que jugar en China la pretemporada pasada hizo que el partido inicial de la temporada fuera como un game 30. El foco sobre LeBron, también ayuda”, describió Spears en su cuenta de Twitter, y es la tónica general de algunas apreciaciones de los jugadores de Warriors durante el media day.

Muchos ojos se han ido “a LeBron y su llegada a los Lakers”, rebajando la presión del campeón en el inicio de nuevo curso, ha podido comentar .

“Son una historia más sexy”, alegó Durant, a quien no parecía convencerle, por el tono de su comentario, que los nuevos Lakers de LeBron estén levantando más polvo que su equipo, que podría conseguir el Three Peat, altar que nadie repite desde los Lakers entre el 2000 y el 2002.

Cousins, por el buen camino

, por su parte, sigue por la senda indicada —la buena— en su recuperación de la rotura del tendón de Aquiles que sufrió la pasada temporada. “Volveré cuando esté sano. No hay todavía una fecha estimada”, pudo reconocer el pívot, que no comenzará la temporada sano y a disposición de Steve Kerr, técnico de Golden State.

“Creo que veréis un nuevo DeMarcus en pista”, y “los haters son todo lo que necesito. Me alimento de eso. Lo adoro”, fueron otras de las sonantes declaraciones de Cousins en su primer día oficial junto al resto de sus nuevos hermanos de vestuario.

Sobre sus compañeros, “va a ser muy divertido y nos vamos a reír mucho. Con Draymond la cosa va a ir de gritos y a Klay acabo de hablarle por primera vez”, añadió DeMarcus, tan jocoso como casi siempre delante de la gomaespuma.