Derrick Rose: solo ante el peligro

Los tienen, sin duda, en a una superestrella. Pero en esta nueva era que vive la NBA en la que sus mejores jugadores tienden a unirse para tratar de tener opciones reales de anillo, ¿puede Rose ganar un campeonato en Chicago sin otra estrella a su lado?

La historia no parece apoyar la teoría del sí en este punto. Pero aún así, existen algunos motivos para el optimismo.

Antes que nada, apuntar que rara vez una superestrella de la NBA consigue el Larry O’Brien trophy sin otro All-Star, o, al menos, una extraordinariamente talentosa segunda opción en el mismo vestuario. Bill Russell tuvo a John Havlicek. Larry Bird a Kevin McHale y Robert Parish. Kareem Abdul-Jabbar a Oscar Robertson primero y a Magic Johnson después. Hasta Michael Jordan quizá no sería por muchos considerado el mejor jugador de todos los tiempos si Scottie Pippen no hubiera aportado lo que aportó en la consecución de sus seis anillos.

Pero hay incluso peores noticias para las esperanzas de título que pueda tener Derrick Rose: existen ya varios equipos a su alrededor construidos en base a una unión de estrellas. Heat, Thunder o ahora Lakers, son aquí los mejores ejemplos de ello. Así que con el actual panorama de la Liga en la mano, parece difícil para los aspirantes que todavía creen en el modelo de una única superestrella, acabar logrando el objetivo último. Y esto incluye a Derrick Rose y a los Chicago Bulls.

Echando un vistazo a los últimos 20 campeones de la NBA, tan solo los Mavs de la temporada 2010-11 y los Pistons de la 2003-04 eran equipos que no tenían a dos o más jugadores considerados auténticas estrellas de la NBA.

Chicago lleva dos temporadas construyendo un equipo muy sólido que, de no mediar lesiones, puede y debe llegar siempre lejos en los Playoffs. Pero sin darle a Rose una segunda opción consistente, considerarlos claros favoritos no es un ejercicio sencillo.

lleva decepcionando desde que firmara su generoso contrato con la franquicia hace ya tres años. De se podrá decir que es una estrella en la mitad defensiva de la cancha, pero no que sea el anotador que Chicago necesita, más después de firmar en la temporada 2011-12 su peor promedio anotador desde su temporada de rookie. Dicho de otra forma, a no ser que uno de estos dos jugadores brille como hasta ahora no ha hecho mientras dure la ausencia de Rose sobre el parqué en el curso que pronto empezará, estamos ante dos grandes opciones de salida del equipo, en un esfuerzo de la franquicia para atraer a esa anhelada segunda superestrella a cambio.

Si los Bulls lograran eliminar esos dos salarios (usando la amnesty clause en Boozer y traspasando a Deng), el ruido que Chicago pueda hacer en el mercado de agentes libres de 2013 retumbará por todo el estado de Illinois.

Otra opción, fans de los Bulls abstenerse, sería que fuera el propio Rose el que saltara del barco si Chicago no consigue esa segunda superestrella pronto en su roster. Valga aquí más que en ningún otro sitio lo recientemente sucedido con Dwight Howard en Orlando. Y es que es difícil igonorar lo lógico: cualquier franquicia con una superestrella teme perderla por no poder traer a otro gran nombre a su lado. Sucedió en Cleveland con LeBron, en Toronto con Bosh, y ha sucedido ahora en los Magic. ¿Podemos estar cerca de que suceda en Chicago con Rose?

Aunque cuesta concretar en este tipo de conjeturas, la propia forma de ser de Derrick Rose da motivos a los fans de los Bulls para ser optimistas al respecto. El MVP de 2011 es una superestrella de talante tranquilo, una fuerza de la naturaleza de primer paso y control del cuerpo prodigiosos, cuyo ruido en la pista es directamente proporcional a su silencio fuera de ella.

En una Liga con showmans como James o Howard, la silenciosa determinación de Derrick Rose resulta incluso refrescante. Hasta el momento, todo lo relacionado con la carrera profesional de Rose habla de absoluta lealtad a su ciudad y a su equipo, y no hay nada de lo que hasta ahora haya manifestado públicamente que deba causar preocupación al respecto. No es por casualidad que cada vez que le presentan en el United Center lo hacen como el base “de Chicago” y no, en este caso, de la Universidad de Memphis, como suelen en el resto de los jugadores de la Liga.

Otro motivo para el optimismo es la presencia en el banquillo de , ya uno de los mejores entrenadores de la NBA. Su habilidad para saber sacar lo mejor de todos sus jugadores no es menos impresionante que el hecho de haber convertido a los Bulls en una de las mejores defensas, sino la mejor, de toda la competición. Mientras Thibs continúe al mando, Chicago será una franquicia de entre la élite, razón suficiente como para que Rose confíe en las posibilidades de su equipo.

Sea cuando finalmente sea, si la vuelta de Rose a las pistas tras su larga lesión se produce sin sobresaltos en forma de estado de forma o posible recaída, Chicago no hará otra cosa que afianzar su lugar entre los cinco o seis mejores equipos de la NBA. Discutir si su nivel de favoritismo es o no parejo al de franquicias como Oklahoma City, Miami o Lakers es absurdo. Pero de ese nivel hablamos.

¿Puede Derrick Rose, entonces, ganar un anillo para los Bulls siendo la única superestrella del equipo? La historia dice que no, pero eso no significa, en este caso, que los fans de Chicago deban estar preocupados por su futura salida.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • Andorra98

    ¿Podría ser que este año se viera el verdadero potencial de Bynum en Philadelphia, y en la próxima temporada se uniera al barco de los Bulls? Por juventud y potencial, serían una pareja temible.

    Puede que Rose gane solo, pero indudablemente es un trabajo muy dificil y en el que le deben respetar las lesiones.

    • Carles Ortiz

      El destino de Bynum en un año es una incógnita. Que salga de Philly tras esta próxima temporada una gran posibilidad.
      Serían una pareja temible, sin duda. Por juventud y potencial. Rodillas de cristal, eso sí.
      saludos!

      • Seria posible q fuera a Chicago dices? Si, en la ciudad del caramelo, en la calle de la gominola..

      • JMM

        Siendo agente libre claro que puede, depende de como vaya la temporada en los Sixers

  • mingu

    no se porque no han amnistiado a boozer este mismo verano y han luchado por alguno de los buenos agentes libres que había, o incluso un trade boozer-deng por algún jugador interior tipo marc que sepa trabajar en equipo y anotar cuando hace falta

  • Nerio

    De verdad creen que Carlitos Boozer no brilla? Y que pasa con Joaquin Noah? Existen equipos que estaban llenos de “superestrellas” pero que les ha costado ganar algo, sino pregúntelnle a los Boston. GO BULLS!!

    • mingu

      hombre, boozer, brillar no brilla, cumple en defensa y poco más, el problema es que cobra demasiado para el rendimiento que da

    • natxo

      noah no es un jugador para brillar en ataque y Boozer sí pero no vale ni la mitad de su sueldo. De todas formas deberían construir sobre Rose y un buen equipo se forma con 1-3-5 buenos en ataque, Rose es un 2, Deng no puede ser el alero titular de un equipo campeón, y Noah es muy bueno en rebotear, taponar y pelearse hasta con su sombra pero no le puedes pedir que anote porque no sabe

      • JG

        Yo creo que Deng si puede ser alero titular en un equipo campeón, pero éste equipo necesita de alguien que aporte 15-20 puntos por partido sin lanzar 20 veces…
        Con tener dos buenos anotadores dos buenos defensores en el quinteto y jugadores de rotación interesantes un equipo puede hacer grandes cosas.

        Ni Oklahoma, ni Boston, ni Dallas, ni Lakers, por ejemplo, tienen ese dibujo de 1-3-5 buenos

  • Moretins

    Por desgracia, la primera pregunta que hay que responder es si el bueno de Rose volverá a ser el mismo. Y aun en el caso de volver al nivel que tenía, con los actuales planteles que hay en la liga, veo imposible que estos Bulls opten al anillo.

  • Alvaro

    Yo veo que esta temporada Chicago va intentar hacerlo lo mejor posible y el verano que viene cortar ha boozer y pujar fuerte por Bynum

  • hubermeersmans

    Interesante artículo aunque eso de que Rose está sólo ante el peligro me parece un poco exagerado. Si los Bulls hubieran llegado sanos a los playoffs habrían dado más que hablar y seguro que ahora tendríamos en más consideración a Noah, Deng o Boozer (aunque si mi abuela tuviera ruedas sería una moto).

    Al final unos jugadores nos parecen buenos si ganan o paquetes si pierden. ¿Recordais a los Mavs de la 2006/07 que palmaron en 1ª ronda contra los Warriors, o los Sonics que palmaron con los Nuggets en la 93/94?.

    Por cierto, Nowitzki no ganó sólo el anillo, tenía a su lado a un futuro ‘hall-of-famer’ como Kidd y a grandes jugadores como Terry, Chandler o Marion que estaban inspirados en aquellos playoffs. Y los Pistons de 2004 tenía un quinteto inicial de All-Stars con Billups, Hamilton, Prince y los dos Wallace, no supermegaestrellas pero jugadores superlativos.

    Lo que quiero decir es que para ganar un anillo no sólo hacen falta estrellas, hace falta equipo, entrenador, espíritu, salud y tener suerte en esos momentos claves de los playoffs.

  • Como veo que os hacéis pajas mentales con lo de bynum a Chicago os explico así un poco x encima…bynum pedirá unos 20 mill al año, ok, hasta ahí bien. Chicago tiene garantizados 74 mill para el año q viene, el limite esta en 58, con loq para pujar deberían estar en uno 38, 40? Es decir, amnistiar a boozer, deng y si me apuras a noah. Supongo que ya poco mas se ha de decir. A buen entendedor, pocas palabras bastan

    • A ver, para el año que viene son 64 y no 74, de los cuales tienes los 5 kilos de la team option de rip hamilton,ahí ya estarían al borde del salary cap, si restas el salario de boozer, que seran 15 kilos, llegamos a unos 14 millones por debajo, si luego consiguen algun intercambio en el que consigan liberar 4-5 millones con Noah o Deng, lo tendrían hecho. dado que el primer año no va a poder tener más de 18 millones de sueldo.
      Esa es mi opinion, pero con Bynum estarán haciendo calculos muchos equipos que quieran al segundo mejor center de la competición por juventud y talento.

  • Gus

    Recuerdo un comentario del narrador del partido Pistons vs Lakers 2004 que decia : en el Poker se sabe que es mejor tener cinco cartas buenas (pistons) que tener dos ases (Shaq y Kobe)… Y tambien recuerdo algo que dijo Ben Wallace… Ellos tenian mejores jugadores, lo admito… pero nosotros teniamos mejor equipo

  • Ferran

    Artículo muy interesante pero yo no incluiría a los Thunder en el prototipo de “equipo formado a base de juntar estrellas”. Todos los grandes jugadores que tienen (creo que todos coincidimos en que los pilares son Durant, Westbrook, Harden e Ibaka) los han “conseguido” en el draft, no fichando agentes libres o con traspasos. Es un equipo de estrellas, sí, pero todas han crecido y han llegado a lo que son en ese equipo.

    • hubermeersmans

      Otro equipo que drafteó a sus estrellas y seguro que serán futuros miembros del Hall Of Fame son los Spurs que cogieron en las loterías a Duncan, Ginobili, Parker y en su momento al almirante Robinson (que ya está en el HOF).

  • Carles Ortiz

    Chicos,
    Gracias por vuestros comentarios. Muy interesantes todos y algunos no faltos de razón. Me encanta leeros. Hoy publico algo más denso y analítico, toca de vez en cuando ;)
    Saludos a todos!

  • Adam

    Yo no veo a Bynum en los Bulls! Esta temporada creo que Gibson dará un salto de calidad y sera importante retenerle! De cara a 2013 tendrian que sacarse a Boozer si no mejora mucho mucho y fichar a un escolta con proyección All-Star! Deng para mi seria intocable (sueldo acceptable, rendimiento buenissimo en defensa, bueno en ataque i buenisimo en actitud, jugador de equipo 100%)

  • munta

    En mi opinión, no veo que haga falta que haya dos superestrellas que formen un equipo (véanse los resultados de los Bulls en temporada regular, e incluso sin él tenían buen balance).
    Por otro lado, con respecto a Deng, decir que el pasado año logró su peor anotación media únicamente en PO, no en Regular Season. Y sí que lo considero como un alero para estar en un equipo campeón. :/
    Mi atención este año se centrará en Minnesota, a ver qué son capaces de hacer!

  • agallego

    Menudo equipo estan haciendo los wolves con love con kirilenko y con roy y rubio si estan bien.

  • kankailu

    Vamos que de un equipo en el que faltaba su estrella no se puede concluir “hacemos limpia para traer a una segunda estrella”. Sin jugadores del corte de Deng, Gibson o incluso del cortado Brewer (al que incomprensiblemente Thibodeau sentó para complacer el ego de un acabado Rip) no se puede optar a anillo alguno. Por no hablar de que Noah tiene unos valores difíciles de encontrar en el deporte de hoy en día, y algunos hablan de sustituirlo por el Gigante Dormido…Evidentemente, lo de Boozer estaba muy claro que iba a suceder. Al menos el sudanés lo suple con otros recursos muy del estilo Thibo. Sigo pensando desde la eliminatoria Boston-Bulls de hace unos años -recuperación Rose mediante – que a nada que le rodeen convenientemente a este chico de Chicago serán campeones seguro. Y ello no implica necesariamente que le traígan 1 o 2 superestrellas al lado. En el sentido estricto de una buena gestión de despachos. Ahora, ¿que se entiende por superestrella?, porque a mi entender en OKC solo hay una.

  • Carles Ortiz

    El debate se va enriqueciendo con vuestras aportaciones y esto está muy bien. Creo entenderos a todos y, la verdad, a ninguno os falta razón en vuestros argumentos. Y eso es lo mejor.
    Un saludo para tod@s!

  • Adam

    Sin duda la situación de Chicago es complicada. Espero que hagan una buena gestión de despachos, las incorporaciónes de este año no son del todo malas para tener banquillo, el unico pero, dejar ir a Brewer, un tio que aportaba mucho en defensa i cada vez mas en ataque.

    Ahora mismo esta en el aire Barbosa que no le vendria mal a Chicago, pero supongo que piensan mas en el verano que viene asi que este año es lo que hay.

  • alvaro

    Chicago va a jugar unas finales con Rose de estrella con o sin otra estrella.