Los propietarios, representados por David Stern, deben también ceder

Lockout: el alto coste de perder la temporada

Se especula con que hoy puede ser un día importante en lo que a un acercamiento definitivo de posturas se refiere entre jugadores y propietarios. Pero si la temporada NBA acaba perdiéndose por el alcantarillado de New York, puede que ya hayamos visto la última versión del Big Three de Boston. Aún así, el trio formado por Kevin Garnett, y Paul Pierce no sería, ni mucho menos, la única posible gran historia hecha pedazos.

Puede que, con ello, Kobe Bryant jamás tenga la opción real de atrapar a Michael Jordan en número de anillos. Que a Dirk Nowitzki y los Dallas no se les conceda la oportunidad ni tan siquiera de repetir título. Que o pierdan un año importante en el camino de convertirse en los siguientes grandes power-forwards… Y estos son quizá los ejemplos más obvios.

Si finalmente el lockout nos hace perder toda la temporada 2011-12, nos quedaremos sin una porción de historia. Pensemos tan solo en la gran cantidad de jugadores incapaces de subir puestos en las listas estadísticas de sus carreras. O en aquellos que no tendrán la oportunidad de continuar sacando brillo a sus legados.

Volviendo a los , y suponiendo que no hay NBA hasta Octubre de 2012. Garnett tendrá entonces 36 años, Allen 37 y Pierce seguirá seguro con sus constantes molestias físicas, solo que en un cuerpo de 35 años. Mientras tanto Kobe, a quien ya hemos visto esta última temporada dar un ligero paso atrás, llegará entonces a los 34. Y lo mismo sucederá con Dirk.

Y entonces están los rookies. ¿Qué será de la primera elección en el Draft ? O, ¿qué hay de la segunda, Derrick Williams? Ambos elegidos por franquicias que están necesitadas de un impacto súbito. Con un lockout que borre la temporada, Cavaliers y no tienen más opción que esperar, esperar y seguir esperando. Además, que levante la mano que no se esté muriendo por ver a en Sacramento, en Charlotte o hasta Enes Kanter en Utah.

O, ¿cómo viviremos sin equipos como los Golden State , que acaban de contratar a un entrenador como ? ¿O sin equipos en franca y magnífica progresión como Memphis, Oklahoma City o Philadelphia, que van a perder un año de progreso y serán incapaces de aprovecharse de la energética inercia que generaron el año pasado?

En cuanto a estadísticas, Bryant está a menos de 1.000 puntos de superar a su viejo amigo y rival Shaquille O’Neal en el quinto lugar de los máximos anotadores de todos los tiempos. Perder aquí la temporada puede significar para Kobe dejar de perseguir tal enorme logro y deber de asumir una posible retirada. Más dramático se pone el tema, cuando los como franquicia tienen motivos más que suficientes para preocuparse tras la paliza que les infringieron los Mavs en la segunda ronda de los pasados Playoffs. En este sentido, básicamente, los Lakers no pueden esperar un año para absolutamente nada.

Y todavía no hemos mencionado nada de Phoenix. Los Suns parece que van a seguir dejando el equipo en manos de para siempre, ¿no? Pero si el lockout acaba con la temporada, en realidad no tendrán otra opción. Y Nash cumplirá 39 en Febrero de 2013…

Así que, por supuesto, sea cuando sea que la NBA vuelva, se puede garantizar que será una cosa distinta. Al menos, si los propietarios de las franquicias acaban obteniendo aquello que desean. Límites salariales más pequeños, traspasos más difíciles de llevar a cabo y periodos de agentes libres menos convulsos/divertidos. Así que todo lo que hasta ahora conocíamos de la NBA puede que ya no se adecúe a la nueva realidad que marcarán las nuevas reestructuras financieras que tendrán las organizaciones. Nada que ver con que esa nueva NBA sea mejor o peor que la anterior. Tan solo diferente.

Esperemos solamente que no debamos esperar un año para averiguarlo porque, para los fans de la NBA, una temporada perdida es una auténtica blasfemia que, de suceder, quién sabe si encontraría a muchos de ellos cuando la Liga esté de vuelta.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.